LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Momento en que el equipo periodítico de El Heraldo era expulsado de Nicaragua. Cortesía El Heraldo.

“La idea nuestra era recoger el ambiente y cómo se está preparando la ciudadanía nicaragüense de cara a sus elecciones”

Carlos Mauricio Flores, director ejecutivo de El Heraldo, cuenta cómo ocurrió la expulsión del equipo periodístico de ese medio en Nicaragua

Un equipo del diario El Heraldo, de Honduras, que venía a cubrir la previa de las elecciones generales de Nicaragua, fue expulsado este martes por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“Sálganse y váyanse de Nicaragua, porque su presencia no es permitida”, les dijo un empleado de Migración, en la frontera de El Guasaule, Choluteca, a unos 198 kilómetros de la capital hondureña, contó el medio de comunicación.

LA PRENSA habló con Carlos Mauricio Flores, director ejecutivo de El Heraldo, quien condenó lo sucedido: “Lo lamentamos, lo repudiamos y lo condenamos. Esto no es digno de un país democrático”, expresó.

El diario había planificado la cobertura de las elecciones de Nicaragua y desde hace una semana se estaban preparando para venir a Nicaragua a presenciar el “ambiente electoral”. Pero también sabía que una de las posibilidades era que el régimen Ortega Murillo no los dejara pasar de la frontera.

“Nosotros habíamos planificado, como parte del plan anual de contenidos, una cobertura previa al proceso electoral en Nicaragua. Teníamos unas semanas ya de estarnos preparando. Habíamos hecho algunos contactos en Nicaragua. Teníamos unos contactos aquí en Honduras y nuestra gente iba con un plan detallado de lo que íbamos a cubrir”, comentó el director ejecutivo de El Heraldo.

Lea además: «Aquí tenemos dos presidentes». Daniel Ortega nombra a Rosario Murillo su «copresidenta»

El medio de comunicación tenía pensado hacer un trabajo sobre el tema de la libertad de expresión, además cómo se están enfrentando los nicaragüenses a la pandemia de la covid-19 y todo lo relacionado al proceso electoral. Asimismo, intentaron establecer contacto con funcionarios del Consejo Supremo Electoral y otros funcionarios, pero nunca obtuvieron respuestas.

“La idea nuestra era ir a recoger el ambiente y cómo se está preparando la ciudadanía nicaragüense de cara al reto que tiene con sus elecciones y, lamentablemente, no vamos a poner informar a nuestros lectores, ni hacer la fotografía de lo que está pasando”, afirmó Flores.

Régimen rechaza a la prensa internacional

Nicaragua está a 10 días de una de las votaciones más cuestionadas del país, en las que el régimen Ortega Murillo quiere imponerse a cualquier costo.

La represión en contra de opositores y medios de comunicación se incrementó desde finales de mayo. La dictadura mantiene presas a casi 40 personas, entre ellas a líderes políticos que pretendían representar a la oposición como candidatos a la Presidencia en las elecciones, a periodistas, activistas, empresarios, entre otros. A estas se suman más de 100 presos políticos que ya estaban en las cárceles de la dictadura desde antes de mayo de este año.

El pasado 22 de octubre, el régimen le negó la entrada al país al periodista Frédéric Saliba, corresponsal del periódico francés Le Monde, quien venía también a darle cobertura a las elecciones.

«Frédéric Saliba, corresponsal en la Ciudad de México desde 2009, fue informado, el día antes de su vuelo a Managua, que su boleto de avión había sido cancelado por la aerolínea, justificando una decisión de las autoridades nicaragüenses por razones migratorias», detalló Le Monde a través de su portal web.

Además de no permitir que la prensa extranjera entre al país para cubrir las elecciones, en las que Ortega y Murillo competirán con otros cinco partidos señalados de ser cómplices, el régimen ha negado que haya observación electoral internacional.

“Uno de los escenarios que visualizamos y tomamos nuestras medidas de acción era lo que ocurrió hoy. El primer escenario que habíamos visto era que nos expulsaran a nuestros periodistas porque, hombre, si eso está pasando con la prensa propia de Nicaragua, y teníamos información de que había estado ocurriendo con otros colegas periodistas que querían ir a hacer cobertura al proceso electoral y les habían impedido el acceso, nosotros pensábamos que lo más elemental que iba a ocurrir era que nos expulsaran y tal cual ha sucedido”, aseveró el director ejecutivo de El Heraldo.

Le puede interesar: Régimen le negó el ingreso al país a reportero del periódico francés Le Monde

Intento de arrebatarle el celular

El equipo periodístico de El Heraldo estaba conformado por un periodista, fotógrafo y conductor y, de acuerdo con el medio hondureño, cumplieron con todo el proceso y los protocolos debidos, pero las autoridades migratorias de Nicaragua no justificaron la causa por la cual les negaron la entrada al país.

El medio de comunicación afirmó en una nota en su sitio web que “se cumplió con el registro personal, desde el número de identificación hasta el motivo del viaje”, pero un funcionario, al que reconocieron como capitán Osman Saez, quien estaba de segundo al mando en la estación migratoria, les preguntó quién del equipo era el periodista de El Heraldo.

Continuó narrando que desde una oficina que estaba detrás de la cabina de atención, otro funcionario le pidió al periodista que entrara a la sala a justificar su estadía en Nicaragua, tras haberse reunido con un grupo de agentes por varios minutos.

Según el artículo de El Heraldo, cuando estaban en el interrogatorio, Saez, de al menos 40 años, intentó tomar el celular del periodista para verificar su contenido y, también, certificar que no estuviera grabando. El intento fue fallido, porque el comunicador no se lo permitió. Entonces, el funcionario exigió al comunicador que apagara el celular, porque esa conversación no podía ser grabada, indicó.

Al respecto, Flores explicó que el equipo periodístico de El Heraldo hizo todo lo que las autoridades nicaragüenses les pidió.

“La instrucción que ellos llevaban era no caer en ningún tipo de provocaciones, más en un país que no es el tuyo. Les dijimos ahí no vamos a caer en provocación. Si la autoridad dice que… Los muchachos iban preparados y pasó este incidente”, indicó el director ejecutivo de El Heraldo.

Los trataron “como si se tratase de delincuentes”

La expulsión, de acuerdo con el medio de comunicación, se dio después de 15 minutos, cuando llegó “el jefe” para notificarles que ese equipo de prensa “quedaba expulsado desde ese momento de Nicaragua”. El hombre, quien no se identificó, les dijo que “este tipo de ingresos no está permitido” al país.

El Heraldo también denunció que les confiscaron los documentos personales por unos veinte minutos para dejar un registro de que se le impide a ese equipo ingresar a Nicaragua en el futuro, como lo expresó otro “elemento” que estaba observando la escena mientras decenas de personas hacían trámites.

Asimismo, el medio señaló que el equipo de prensa fue escoltado por un hombre de alrededor de 65 años hasta la salida de la oficina de migración, “como si se tratase de delincuentes” y comenzó a grabar con su celular la salida de El Heraldo de territorio nicaragüense.

Le teme a la prensa

En palabras de su director ejecutivo, lo que pasó con El Heraldo este martes reafirma la percepción que hay a nivel internacional sobre las acciones autoritarias del régimen Ortega Murillo en contra de medios de comunicación.

“Nosotros verdaderamente lamentamos esta situación y creemos que lo nuestro (es decir la expulsión del equipo de prensa) refleja la actitud de un gobierno que le teme a la prensa, que le teme a la labor de información que pueden desarrollar los comunicadores, e igual reafirma la percepción que hay a nivel internacional de las acciones autoritarias que el gobierno (de Ortega) ha tomado en contra de medios de comunicación, como LA PRENSA y otros medios de comunicación en Nicaragua, que han estado sufriendo y padeciendo este tipo de situaciones, que simplemente reflejan la actitud de un gobierno antidemocrático, que quiere mantener presa la libertad de expresión”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: