LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

¿Por qué está costando encontrar trabajo en Nicaragua? INSS pierde más de 2,600 empleos en un mes

Pese al crecimiento de hasta un ocho por ciento que espera el Gobierno, la economía aún acumula la pérdida de 158,044 empleados desde el 2018.

Mientras el Gobierno de Nicaragua continúa divulgando que este año el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá hasta un 8 por ciento, el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) registró en septiembre una pérdida de 2,685 afiliados, respecto al mes anterior, situación que solo empeora sus debilitadas finanzas que cerraron hasta agosto con un déficit de 853.2 millones de córdobas, según cifras divulgadas por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Economistas han explicado a LA PRENSA que, si bien la economía está reflejando un mejor desempeño, aún le queda un largo camino para recuperarse. De hecho, el Gobierno anuncia esa entusiasta predicción, con cálculos que realizan tomando como base tres años de recesión económica, además de que en 2020 la economía local y mundial se vio afectada por la pandemia de la covid-19. “Efecto rebote”, le llaman.

Pero, si la dictadura propaga que la economía va viento en popa, ¿por qué esta presenta problemas para generar empleos? Datos del Banco Central de Nicaragua (BCN) indican que, hasta septiembre de este año, el INSS registró 756,152 afiliados activos, 2,685 menos que lo acumulado en agosto, cuando habían 758,837 cotizantes. Este comportamiento se debió principalmente a una caída en la inscripción de trabajadores en el sector construcción.

Lea también: A tres meses de terminar el 2021, ¿qué se sabe sobre «la salud» del INSS, en agonía desde hace ocho años?

Para especialistas en la materia este podría ser el inicio de una mayor fuga de cotizantes, lo que afectaría gravemente a la institución que acumula más de ocho años de crisis financiera y no es capaz ni de cubrir sus gastos operativos. Según las estadísticas divulgadas por el BCN, entre 2017 y septiembre de 2021, el INSS acumula una pérdida de 158,044 empleados.

Una fuente especializada en el tema, que prefirió el anonimato por temor a represalias, aseguró a LA PRENSA que no hay indicios de que la economía se encuentra a como la describe el Gobierno, “lo último que hay son de los préstamos que han recibido y le han inyectado al Banco Central, nada más, pero las condiciones no se han dado”.

“Para generar un empleo se necesitan aproximadamente, según los estudios económicos, unos 10,000 dólares, en el mediano plazo. Eso es una gran inversión y en Nicaragua no hay condiciones. No hay empleo ahorita, las empresas están contratando personal temporal. En las librerías, tiendas de los centros comerciales, mercados, etcétera, están contratando gente para el periodo de noviembre, diciembre y enero, nada más. Lo que pasa es que mienten diciendo que todavía tienen en el BCN una reserva de los préstamos que han estado recibiendo, pero no hay otra cosa”, sostuvo.

“No son empleos que van a dinamizar la economía”

Un economista, quien también solicitó no ser citado, sostuvo que el problema que atraviesa el INSS es muy profundo, puesto que es una institución que ha sido mal manejada a lo largo del tiempo y no ha logrado recuperar los empleos que perdió a raíz del estallido de la crisis sociopolítica de 2018.

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

También compartió que “la economía real no está creciendo. Por ejemplo, en el caso del crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), lo estamos comparando con un año pésimo por la pandemia, donde la economía cayó estrepitosamente y efectivamente hay un crecimiento porque es un crecimiento nominal, que se viene dando cada año, pero eso no quiere decir que este vaya a tener una incidencia importante en la generación de empleos, porque esto tiene mucho que ver con inversiones, competitividad, productividad, y nuestra economía sigue estando atrasada, no está generando mayor riqueza”.

“En el caso del INSS estamos viendo que se recuperan y se pierden empleos, pero no son ese tipo de empleos que van a dinamizar la economía, son empleos de sobrevivencia que no están teniendo un gran impacto. La economía real está siendo golpeada, todavía no recuperamos los niveles que teníamos en 2017 y además de eso, tenemos que estar lidiando con verdaderos problemas estructurales”, lamentó.

A criterio del especialista, la economía nicaragüense necesita de cambios profundos, y se debe aumentar la productividad y competitividad o no habrá ningún impacto en la generación de empleos ni en la distribución de los ingresos del país.

Le puede interesar: Economía solo ha podido generar 35,600 empleos formales este año, mientras más de 155,000 siguen sin recuperar sus plazas

“Definitivamente hay que trabajar para resolver la grave crisis política, a la cual se le está dando mucha más importancia que a los factores económicos, y eso también está empantanando la economía, mientras no se resuelva el problema político aquí vamos a seguir dando vueltas sobre lo mismo. Este mes se generan tantos empleos, el próximo se vuelven a perder y así vamos, al arrastre. Además de eso, el problema del Seguro Social es un problema que también viene de arrastre, ya tenemos ocho años de estar en esta situación de déficit con esta institución”, enfatizó.

Comportamiento de los sectores en 2021

Los nueve sectores que registra el INSS son: agropecuario, silvicultura, caza y pesca; minas y canteras; industria manufacturera; electricidad, gas y agua; construcción; comercio; transporte, almacenamiento y comunicaciones; financiero; servicios comunales, sociales y personales.

Uno de los sectores que reportó una significativa disminución en sus cifras fue el sector agropecuario, puesto que en diciembre del año pasado contaba con 67,175 afiliados y hasta septiembre del corriente la cifra descendió a 57,984, lo que se traduce como una caída del 15.8 por ciento.

Además, los datos del máximo emisor bancario también revelan que, con respecto a agosto de 2021, perdió 883 afiliados, pues en ese mes habían 58,867 registrados.

Lea además: INSS solo ha recuperado el 16.52% de los afiliados que perdió en tres años de crisis. Se avecinaría reforma en 2022

Otro sector que se mantiene en terreno negativo es electricidad, gas y agua, el cual registró una disminución del 9.3 por ciento. En diciembre tenía 9,577 afiliados y en septiembre de este año se contabilizaron 8,686. La cifra sigue siendo inferior a los 8,766 captados en agosto.

Por su parte, minas y canteras registró 5,900 cotizantes en septiembre de este año, luego de los 5,250 reportados en diciembre de 2020, es decir que captó 650 nuevos afiliados y registró un incremento del 12.3 por ciento. Con relación a agosto, dicho sector obtuvo 82 nuevos cotizantes.

El sector transporte también reporta crecimiento en sus cifras. En diciembre pasado contaba con 33,514 trabajadores y en septiembre la cifra se ubicó en 36,769. La diferencia equivale al 9.7 por ciento y el monto sigue siendo superior a los 36,456 cotizantes activos de agosto.

¿Qué está pasando con los demás sectores?

En el caso de la industria manufacturera, hasta septiembre contabilizó 171,848 trabajadores, un 12.1 por ciento más que los reportados en diciembre de 2020 (153,277 cotizantes). Sin embargo, si se compara con agosto del corriente perdió 377 afiliados, puesto que en ese mes había 172,225 afiliados.

Lea también: Préstamo del FMI que fue transferido al INSS cayó en «saco roto», Gobierno no logra estabilizar crisis del instituto

Por otro lado, el sector construcción reflejó un crecimiento del 9.9 por ciento, ya que hasta septiembre tenía 24,288 trabajadores, frente a los 22,093 cotizantes de diciembre. Pero, con respecto a agosto del año lectivo se observa una pérdida de 1,106 trabajadores, pues en ese mes el instituto reportaba 25,394 afiliados.

Hasta diciembre del año pasado, había 104,410 trabajadores en el sector comercio y hasta septiembre de este año la cifra se encontraba en 110,663, lo que se traduce como un incremento del 5.9 por ciento. Asimismo, la cantidad de afiliados hasta agosto fue de 110,683.

Los datos del BCN también indican que hasta el noveno mes de 2021 había 71,690 afiliados en el sector financiero, mientras en diciembre 2020 contabilizó 67,713 trabajadores, es decir, se reflejó un crecimiento del 5.8 por ciento. Sin embargo, ambos montos son inferiores a los 71,965 cotizantes inscritos en agosto.

Por otro lado, servicios comunales, sociales y personales reflejó un crecimiento equivalente al 3.1 por ciento. Hasta septiembre registraba a 268,324 trabajadores, superior a los 260,197 contabilizados en diciembre del año pasado, pero inferior a los 268,663 registrados en junio del corriente.

Situación financiera del INSS

La dificultad en la generación de empleo en la economía afecta directamente las finanzas del INSS. Las estadísticas del Ministerio de Hacienda revelan que, hasta agosto de este año, el déficit del instituto se ubicó en 853.2 millones de córdobas, lo que equivale a una disminución del 31.4 por ciento si se compara con lo reportado en igual lapso de 2020 (1,245.2 millones).

c

Además, en el mismo periodo de referencia la entidad no pudo cubrir una necesidad de financiamiento de 559.9 millones de córdobas en su gasto operativo, frente a los 854.8 millones totalizados en el mismo periodo del año pasado. La diferencia equivale al 34.4 por ciento.

Actualmente el instituto no tiene capacidad para cubrir con sus ingresos totales las obligaciones más básicas como la prestación de servicios médicos para sus contribuyentes y pensionados y el pago a los jubilados.

Específicamente, hasta agosto de 2021, la cifra total de ingresos que recibió el INSS ascendió a 21,772.5 millones de córdobas, 1,798 millones de córdobas más que lo obtenido en el mismo lapso del año pasado (19,974.5 millones). La diferencia equivale al 9 por ciento.

De los ingresos totales de este año, 20,783.2 millones correspondían a contribuciones realizadas por trabajadores y empresas. Lo restante (989.4 millones) hace referencia al rubro “otros ingresos”, donde se reflejan las ganancias en cuanto a inversiones.

Le puede interesar: ¿Por qué ha subido tanto el ingreso por IBI en la Alcaldía de Managua? Esta es la explicación

Por otro lado, en el periodo de referencia los gastos sumaron 22,332.4 millones de córdobas, un 23.6 por ciento más que en el mismo periodo de 2020, cuando se contabilizaron 18,058.2 millones.

Con relación a la “compra de bienes y servicios”, que engloba la atención brindada a través de clínicas, la compra de insumos, medicinas, entre otras cosas, hasta agosto el INSS gastó 6,858.3 millones de córdobas, frente a los 6,264.4 millones del mismo periodo de 2020.

Mientras, en las “prestaciones sociales”, que incluyen las pensiones que otorga el Seguro Social, el gasto pasó de 13,456 millones de córdobas en los primeros ocho meses de 2020, a 14,335.2 millones en el mismo lapso de este año.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: