LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Imagen referencial. Archivo/LA PRENSA

Zona franca de Nicaragua registra la planilla laboral más grande en los últimos 27 años

Este nivel récord en la contratación de trabajadores en este régimen especial ocurre en momentos de mayor incertidumbre para Nicaragua y el DR-Cafta.

En agosto de este año, el sector de zona franca reportó dos empresas menos operando bajo este régimen arancelario especial, sin embargo, pese al cese de compañías la cantidad de empleos aumentó a niveles nunca antes vistos y se ubicó en 128,959, la cifra más alta reportada en los últimos 27 años, según datos del Banco Central de Nicaragua.

En agosto del año pasado estaban operando la misma cantidad de empresas (188), pero el número de empleos se ubicó en 110,552, lo que significa que en este año se registró un crecimiento del 16.6 por ciento.

Además, si se compara con los resultados obtenidos en diciembre de 2020 el incremento equivale al 8.3 por ciento, puesto que en ese mes había 119,023 empleados directos, distribuidos en 189 empresas de zona franca operando en territorio nacional.

Lea también: Zona franca genera US$659 millones más a Nicaragua, siendo EE. UU. el principal soporte

Con relación a julio del corriente, se reporta la creación de 1,032 nuevas plazas en agosto, pues en ese mes había 190 compañías activas que generaban 127,927 empleos, según datos del máximo emisor bancario.

Pedro Ortega, secretario de la Confederación de Trabajadores de Zonas Francas (CST-ZF), explicó a LA PRENSA que actualmente el sector ya cuenta con más de 130,000 trabajadores, y que, aunque se reportaron menos empresas operando, el aumento de la planilla corresponde a varios proyectos de ampliación de plantas existentes.

Indicó que la empresa Hansae International SA, con sede en Niquinohomo, está en proceso de ampliación y se estima que cuando se inaugure y empiece a funcionar en noviembre, generará 1,400 nuevos empleos. También informó de la ampliación de otra maquila ubicada en Mateare.

c

“Más que todo ha sido por ampliación, las únicas que han abierto son Gildan en Chinandega, en febrero de este año, la cual ya tiene más de 1,800 empleos y otra en Diriamba que se llama Signature. También hay otra empresa que abrieron el mes pasado en el parque industrial Las Mercedes, es de confección”, sostuvo.

¿Sector se encuentra amenazado por revisión del DR-Cafta?

Este nivel récord en la contratación de trabajadores en este régimen especial ocurre en momentos de mayor incertidumbre para Nicaragua y el DR-Cafta.

Como medida de presión contra el régimen, el Gobierno de Estados Unidos confirmó el pasado 3 de noviembre que comenzó a analizar el Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos (DR-Cafta, por sus siglas en inglés) para realizar los cambios necesarios y que Ortega no se beneficie de dicho acuerdo.

“Queremos asegurar de que los esfuerzos bajo Cafta lleguen directamente al pueblo nicaragüense y que no beneficien al gobierno de Ortega-Murillo. Estamos analizando los componentes del DR-Cafta para hacer los cambios necesarios para garantizar que (estos) no beneficien al gobierno Ortega-Murillo”, sostuvo Emily Mendrala, subsecretaria adjunta para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, durante una entrevista a La Voz de América.

Le puede interesar: Qué se puede esperar de la revisión del DR-Cafta que EE. UU. está haciendo para poner contra las cuerdas a Ortega

El DR-Cafta entró en vigencia durante el gobierno del expresidente Enrique Bolaños, fue firmado en 2005 y entró en marcha en 2006. Las exportaciones de Nicaragua desde la entrada en vigencia del tratado han crecido exponencialmente.

Por ejemplo, en todo 2005, un año antes de la firma del acuerdo, el valor de las exportaciones nicaragüenses hacia Estados Unidos totalizó 289.2 millones de dólares y hasta agosto de 2021 esta cifra alcanzó los 1,173.6 millones de dólares. Es decir que una suspensión de Nicaragua del tratado traería consigo graves consecuencias para las exportaciones tradicionales y de zona franca del país.

De hecho, en Nicaragua el acuerdo comercial ha tenido su principal impacto en el área de zonas francas, especialmente en el sector textil. Desde que se estableció el tratado en abril de 2006 hasta el mes de agosto de este año, han entrado al país un total de 89 empresas de zonas francas, mismas que han generado 52,176 empleos directos.

Por otro lado, entre enero y agosto de este año el sector exportador de zona franca logró en ingresos 2,200.49 millones de dólares, 42.7 por ciento si se compara con igual periodo del año pasado. Estados Unidos continúa manteniéndose como el principal destino de estos productos.

Lea además: ¿Es posible suspender a Nicaragua del DR-Cafta con EE. UU.? Esta sería la probable ruta llena de obstáculos

Ortega estima que el resultado de la decisión del país norteamericano será hasta el próximo año e indicó que hasta el momento no hay ningún indicio de que las marcas suspendan los pedidos a las compañías nicaragüenses.

“Ahorita todas las empresas están negociando contratos con las marcas en Estados Unidos, octubre, noviembre y parte de diciembre son para negociación porque después de ahí se sacan las proyecciones. Hasta el momento nos hemos reunido con algunas marcas de ropa y no han suspendido ni han disminuido las órdenes de trabajo para Nicaragua”, mencionó.

Cabe recalcar que, si se llegase a realizar la expulsión de Nicaragua del acuerdo, significaría que se perderían las ventajas arancelarias que otorga el pacto con relación a otros países. El país seguiría exportando, pero en malas condiciones.

Un economista, que prefirió el anonimato por temor a represalias, explicó recientemente a LA PRENSA que, en relación con la amenaza de suspensión del DR-Cafta, “en esta situación hablamos solamente de quitar los beneficios que tiene el país para ingresar al mercado estadounidense, es decir, no es que se va a cerrar ese mercado, Nicaragua va a poder exportar, pero no en las condiciones en las que lo está haciendo ahorita. Entraríamos en desventaja con otros proveedores y eso obviamente nos puede sacar del juego. Ese sector exportador es muy importante para nosotros, igual de cara a la Unión Europea”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: