LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Asamblea General de la OEA 2021, sede Guatemala. Cortesía.

Asamblea General de la OEA aprueba resolución que declara ilegítimas las elecciones de Nicaragua

La Resolución, aprobada con 25 votos a favor, instruye al Consejo Permanente que realice una evaluación colectiva inmediata de la situación, de conformidad con la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, a ser completada a más tardar el 30 de noviembre.

La Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó la tarde de este viernes, con 25 votos a favor, 7 abstenciones, 1 en contra (Nicaragua) y 1 ausencia, una Resolución sobre «La situación de Nicaragua» que declara ilegítimas las elecciones generales del pasado domingo 7 de noviembre y manda a una inmediata evaluación de la situación.

«Declarar que, en las evidentes circunstancias, las elecciones del 7 de noviembre en Nicaragua no fueron libres, justas ni transparentes y no tienen legitimidad democrática», señala el punto 2 del borrador del proyecto de resolución al que tuvo acceso LA PRENSA y que fue aprobado esta tarde.

Evaluación

El proyecto de Resolución sobre la situación de Nicaragua fue remitido este miércoles a la presidencia del Consejo Permanente de la OEA. Y este jueves, los ocho países que propusieron ese proyecto de resolución de condena lo defendieron, pero otros instaron a no entrometerse en asuntos internos.

El documento fue impulsado por la representación de Canadá en nombre propio y en representación de las misiones permanentes de Antigua y Barbuda, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, República Dominicana y Uruguay.

Los países que votaron a favor fueron El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Argentina y Ecuador.

Honduras, México, San Vicente y las Granadinas, Santa Lucía, Dominica, Belice, Bolivia, se abstuvieron. Una delegación estuvo ausente: Saint Kitts y Nevis.

El punto cinco del documento instruye al Consejo Permanente que realice una evaluación colectiva inmediata de la situación, de conformidad con la Carta de la Organización de los Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, a ser completada a más tardar el 30 de noviembre y que tome las acciones apropiadas.

La Asamblea General es la máxima autoridad de la organización hemisférica, conformada por 34 países miembros.

Previo a la votación, el representante alterno de Nicaragua ante la OEA, Michael Campbell, rechazó de manera categórica el proyecto de resolución y defendió el proceso de votaciones del pasado domingo. «Estamos animados, felices y confiados», señaló tras citar la reelección de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

«La OEA no es nuestro Consejo Supremo Electoral», dijo Campbell como crítica al organismo por la propuesta de Resolución.

La situación de Nicaragua fue incluida en el temario del Quincuagésimo Primer Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de ese organismo que se desarrolla desde el miércoles 10 y concluyó este viernes 12 de noviembre en Guatemala. La inclusión de la crisis de Nicaragua fue aprobada desde el pasado 26 de octubre por la Comisión Preparatoria de esa actividad. Mientras el régimen oficializó su rechazo a la inclusión de Nicaragua como tema de agenda del evento.

Posterior a la votación, el delegado de Nicaragua dijo que «hemos sido testigos una vez más de la agresión contra Nicaragua, que quedará registrado en la historia una de las peores agresiones en contra de la democracia, los principios en contra del derecho internacional, la carta de las Naciones Unidas y la misma carta fundacional de esta organización».

«En su afán de querer dar lecciones a Nicaragua sobre cómo conducir sus asuntos internos y cómo construir una democracia genuina y participativa estos gobierno no se dan cuenta o pretenden ocultar el sufrimiento de sus propias sociedades», agregó.

Países felicitan

El canciller costarricense, Rodolfo Solano, dijo que «Costa Rica desea con sinceridad unirse a la celebración por una nueva resolución sobre la preocupante crisis democrática que se vive en Nicaragua. Crisis que se hizo aún más evidente el pasado 7 de noviembre con un proceso electoral que no cumplió con las garantías mínimas para asegurar unas elecciones libres, justas, inclusivas y transparentes», además reiteró el llamado a la liberación de los presos políticos.

Costa Rica fue el primer país que desconoció los resultados electorales en Nicaragua.

Por su parte, el representante alterno por Estados Unidos, Bradley Freden, indicó que «Estados Unidos se ve alentado por el hecho que tantos Estados miembros de la OEA se hayan unido en esta Resolución, una resolución que exige la liberación de presos políticos, que deja en claro que esas supuestas elecciones del 7 de noviembre no se asemejan a ningún proceso con legitimidad democrática e instruye al Consejo Permanente que evalúe la situación de Nicaragua y que tome acciones adicionales si las considera pertinentes».

Los resultados oficializados en Nicaragua

Pese a que en la resolución aprobada en octubre pasado, el organismo advirtió a Daniel Ortega que en la Asamblea General, inaugurada este miércoles, podrían tomar «otras acciones en conformidad con la Carta de la Organización de Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana», el régimen no dio paso atrás y se adjudicó «el triunfo» de las cuestionadas elecciones, mientras sigue manteniendo a más de 150 presos políticos, entre ellos siete aspirantes presidenciales.

El miércoles, el Consejo Supremo Electoral (CSE) asignó a Daniel Ortega y Rosario Murillo el 75.87 por ciento de los resultados de las votaciones con el ciento por ciento de las Juntas Receptoras de Votos (JRV) escrutadas, según el último informe de las autoridades electorales afines al régimen.

Las votaciones generales de Nicaragua, que se llevaron a cabo el domingo 7 de noviembre, se caracterizaron por la escasa participación ciudadana, la exclusión de la oposición y la represión contra todo tipo de manifestación crítica contra Ortega.

Reiteran llamado por la liberación de todo los presos políticos

La Resolución aprobada este viernes también resuelve: Deplorar que las iniciativas diplomáticas y técnicas emprendidas desde el 5 de junio de 2018 por la Organización de los Estados Americanos para promover la democracia representativa y la protección de los derechos humanos en Nicaragua no han tenido éxito por haber sido ignoradas o rechazadas rotundamente por el Gobierno de Nicaragua.

Asimismo concluyen que, con base en los principios establecidos en la Carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana, las instituciones democráticas en Nicaragua han sido seriamente socavadas por el Gobierno; y reiteran sus llamamientos anteriores para la liberación de todos los candidatos y presos políticos y el fin inmediato de la detención y hostigamiento de los medios de comunicación independientes y miembros de la sociedad civil.

Este es el borrador del proyecto de la resolución aprobada sobre la situación de Nicaragua. El texto quedó sin cambios.

Estados decidirán aplicar Carta Democrática a Nicaragua

El miércoles 10 de noviembre, durante una conferencia de prensa, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, aseguró que serán los países quienes decidirán la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, en alusión a la toma de acciones del organismo en el caso de la crisis sociopolítica que atraviesa Nicaragua.

Almagro agregó que en todo caso, los Estados miembros de la OEA, que son 34, harán «una evaluación colectiva, en función del artículo 20 de la Carta Democrática».

El artículo 20 de la Carta Democrática explica los pasos a seguir «en caso de que en un Estado miembro se produzca una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático», y el siguiente artículo (21) establece la expulsión del país infractor, con el respaldo de dos tercios de los Estados miembros.

En el caso de la aprobación de la aplicación de estos dos artículos (20 y 21) se requiere la aprobación de dos tercios de los países miembros, explicó una de las fuentes del organismo.

Al inicio de la jornada de la Asamblea General de la OEA, los observadores permanentes de OEA, la mayoría europeos, hicieron eco del rechazo de sus países a las votaciones de Nicaragua, entre ellos España, Italia, Suecia, Países Bajos y Alemania.

Por otro lado, cuarenta excancilleres de América Latina pidieron a la Asamblea General de la OEA desconocer la reelección para un cuarto mandato consecutivo de Daniel Ortega en Nicaraguacon sus rivales presos y evalúe suspenderla del bloque si no hay nuevos comicios.

El antecedente del 20 de octubre

El 20 de octubre, el Consejo Permanente del organismo discutió la «situación de Nicaragua», donde se abordó el clima político del país a menos de 20 días de las votaciones generales, y sin ningún voto en contra y siete abstenciones, fue aprobada una Resolución con el respaldo de 26 países.

El Gobierno de Nicaragua anunció un día antes que no participaría en esta sesión, como rechazo a que se aborden «aspectos que corresponden única y exclusivamente a la decisión de los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses», manifestó en una declaración escrita.

La Resolución aprobada indicaba «adoptar, si es necesario, otras acciones en conformidad con la Carta de la Organización de Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, incluida una valoración de las elecciones del 7 de noviembre durante la 51ra Asamblea General».

Argentina y Guatemala a favor

En esta votación Argentina y Guatemala dieron un giro al respaldar la resolución, ambos países que se habían venido absteniendo a votar, aunque han expresado su preocupación por la situación de los derechos humanos en Nicaragua.

El gobierno de Argentina llamó a consultas a su embajador en agosto, lo que provocó la reacción del régimen de Nicaragua llamando a consultas a su embajador en Buenos Aires, además de sus representantes en México, Colombia y Costa Rica, países que también retiraron su presencia de embajadores en Managua.

El Gobierno de Guatemala tampoco avaló los resultados de las recientes votaciones del 7 de noviembre.

COMENTARIOS

  1. Hace 2 semanas

    Solo me permite leer titulares

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: