LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Juan Lorenzo Holmann con su mamá, Ana María Chamorro Cardenal. LA PRENSA/ARCHIVO

Ana Chamorro de Holmann: “Vamos a seguir gritando por la libertad, porque este país merece la libertad”

La mamá del gerente general del Diario LA PRENSA, Juan Lorenzo Holmann, dice que Nicaragua se ha convertido en una cárcel en la que están presos todos sus ciudadanos

Ana Chamorro de Holmann, madre del gerente general del Diario LA PRENSA, Juan Lorenzo Holmann, brindó una entrevista al podcast Revelaciones, la cual reproducimos a continuación.

Doña Anita, muchas gracias por estar con nosotros. Quisiera comenzar esta entrevista preguntándole cómo vio a su hijo Juan Lorenzo Holmann la semana pasada, que tuvo la oportunidad de verlo en el chipote.

En general muy fuerte y bien de salud, aparentemente, pero no le han dado seguimiento a los padecimientos que él tiene y que lo llevaron donde un médico (de la cárcel). Eso estamos viendo, que se les dé seguimiento a los padecimientos de él. Él está fortalecido, como dice, con la fuerza del señor.

El señor es su fortaleza, dice, porque él es inocente de todo lo que lo acusan, pero está fortalecido con la verdad. Él dice que ahí ha encontrado ejemplos en los que están presos, que también tienen esa fortaleza y que rezan el rosario en la mañana y en la tarde. Ellos, todos, son católicos, cristianos, y dicen la verdad. No sé de qué los acusan, pero a él sí sé que lo acusan de lavado de dinero. Imaginate, cuando hemos sido una familia apegada a la verdad, apegada a la religión, que no nos permite esas cosas.

Y desde mi padre, que fundó LA PRENSA fue tan fiel a todas las enseñanzas de Dios y de la iglesia, tanto que fue llamada LA PRENSA la voz del pueblo, porque siempre acudía a las necesidades del pueblo, no al populismo, sino al pueblo que acudía a LA PRENSA, porque lo estaban extorsionando en algo, o exprimiendo en algo, como en algún terreno que le robaban (a alguien). Ahí estaba LA PRENSA para acudir a todos esos llamados que le hacían.

Doña Anita, usted sufrió también encarcelamiento de su hermano Pedro Joaquín Chamorro por parte de la dictadura de Somoza. ¿Se imaginó que el régimen de Ortega iba a encarcelar a su hijo menor Juan Lorenzo?

No. Nunca me imaginé. Ahora, según un amigo, dice que estos están condecorando a Somoza, porque en realidad cuando mi hijo (Eduardo Holmann, el mayor) estuvo preso por cosas del sandinismo, todo nos dejaban pasar: los termos llenos de fresco, el ceviche que le hacíamos, y no hacían esos registros tan humillantes que hacen aquí a las mujeres.

Pero son mujeres las que los hacen, pero ellas piden disculpas y dicen que es orden. Dicen que no es invento de ellas, que son indicaciones, que son cosas obligatorias que ellas siguen. Yo les dije que las comprendía, que no es cosa de ellas, que son cosas que vienen de otro lado, que les agradecía por la aclaración. Ellas fueron muy amables conmigo y me ayudaron a subir al busito ese que usan para trasladar a las personas de un departamento a otro, y estaban muy atentas, porque yo les dije que tenía 94 años, y que necesitaba ayuda para subir ahí, porque era muy empinado. Ellas me dijeron que con mucho gusto, que no tuviera cuidado y así pues.

Después nos dejaron solos en la salita donde estábamos mi nuera, Chrystal (Munguía), que es la esposa de Juan Lorenzo, él y yo. Y nos cogimos de las manos los tres para orar y darle gracias al Señor, porque estábamos ahí y poner en sus manos el futuro, porque nosotros estamos con la fe y la esperanza siempre de que nada iba a estar en contra de nosotros, porque nadie ha hecho nada malo.

Le puede interesar: Ana Chamorro de Holmann: «Ahora le dicen vendepatria a los que están en contra de ellos, como si ellos son la patria»

Doña Anita, usted es la única de los hermanos Chamorro Cardenal que sigue con vida. Yo quiero preguntarle cuál es el futuro del diario LA PRENSA, porque sabemos que las instalaciones del diario están ocupadas (por la Policía), la edición de papel está suspendida, pero la edición sigue funcionando desde la parte digital.

Esa es una pregunta sin respuesta, porque aquí estamos a la voluntad de ese capricho de ellos (Daniel Ortega y Rosario Murillo) de hacer desaparecer a LA PRENSA, que es el capricho de todos los que mandan y no se quieren apear del puesto en que están.

Lo mismo fue Somoza, que quiso desaparecer a LA PRENSA igual, y estos igual. No se sabe hasta cuándo. Esa es una pregunta que no le puedo responder, pero que LA PRENSA vive siempre. Ahora está en su etapa digital y eso no lo pueden parar, porque es una cosa tecnológica muy avanzada, que ni yo misma puedo explicarle cómo es. La cosa es que está viva LA PRENSA. Nos han dado mensajes todo el tiempo de solidaridad y de acompañamiento con nosotros, y nos dicen que leen nuestros mensajes en LA PRENSA digital. Así que LA PRENSA está viva y vamos a esperar el cambio, para poder usar nuestro papel que está embodegado, porque no le dan pase.

Doña Anita, Rosario Murillo trabajó en el diario LA PRENSA, fue secretaria de Pedro Joaquín Chamorro Cardenal ¿A qué cree usted que se debe tanta saña del gobierno sandinista en contra del diario LA PRENSA ahora?

Porque todos los sistemas arbitrarios son de acallar los periódicos y aquí como es el único periódico que había era un apetitoso bocado que se están tomando ellos.

Inventando semejante cosa que tenemos lavado dinero, cuando nosotros hemos sido los más honestos con todo lo que viene. Aparte lo que viene para publicación de libros y aparte lo que viene para publicación del periódico, que es de entrada gratis. Lo de los libros no, eso paga impuestos y siempre lo hemos pagado. Esa es la cólera de ellos, porque nosotros siempre hemos cumplido con todos esos requisitos y somos honestos. Esa es la cosa. Hay que ver que la lucha es del bien contra el mal, porque ellos a todos el que quieren lo acusan de eso. Todos los que están ahí presos no han cometido nada, y ahí están también en la cárcel esa del chipote.

Muchas gracias doña Anita. Yo le agradezco por esta entrevista

Muchas gracias. Aquí a la orden y espero la próxima vez darles una buena noticia. De que liberaron a LA PRENSA, a todos los presos y a toda Nicaragua, porque nosotros estamos en una cárcel grande. No es una cárcel solo la del chipote, es una cárcel a todos. Esa es la consigna de ellos: callar, pero no nos vamos a callar. Vamos a seguir gritando por la libertad, porque este país merece la libertad, merece la libertad de sus presos. Por eso lo gritamos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: