LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

De izquierda a derecha: Daniel Ortega, Nicolás Maduro (Venezuela), Miguel Díaz-Canel (Cuba) y el exmandatario de Bolivia, Evo Morales. LA PRENSA/AFP

¿Quiénes son los aliados de Ortega en el hemisferio ante la renuncia de la OEA?

El régimen de Daniel Ortega hizo oficial su renuncia y el retiro de Nicaragua de la OEA y dos regímenes, Cuba y Venezuela, aplaudieron el hecho. Aquí un vistazo del comportamiento del resto de la región respecto a la situación de Nicaragua.

Contenido Exclusivo CONTENIDO EXCLUSIVO.

Tras la renuncia oficial que presentó el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo ante la Organización de Estados Americanos (OEA) con la que Nicaragua se estaría retirando del organismo, en el hemisferio los aliados fieles a los Ortega-Murillo han celebrado dicha decisión sin importarles los efectos que resentirían los nicaragüenses como consecuencia del mayor aislamiento diplomático y la poca o nula accesibilidad a financiamiento del exterior.

Ahora con «el fin de realizar una evaluación colectiva inmediata de la situación en Nicaragua de conformidad con la carta de la OEA y la Carta Democrática Interamericana», en cumplimiento del mandato de la resolución recientemente aprobada en la que la Asamblea General de la OEA declaró como ilegítimas las elecciones en Nicaragua, el Consejo Permanente del organismo convocó a una sesión virtual extraordinaria para el próximo lunes 29 de noviembre a las 01:30 p.m., hora Nicaragua, según indica el sitio web del organismo.

Cuba y Díaz-Canel, el eterno aliado

Miguel Díaz-Canel, presidente de Cuba, es uno de los destacados y fieles aliados de Ortega en el continente latinoamericano que reaccionó de forma inmediata un día después que el canciller orteguista Dennis Moncada a través de los medios oficialistas informó la decisión «soberana» del régimen orteguista.

Lea además: ¿Qué le espera a Nicaragua al retirarse de la OEA? Analistas explican

«Me dirijo a usted para notificarle oficialmente nuestra indeclinable decisión de denunciar la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA), conforme a su artículo 143, que da inició al retiro definitivo y renuncia de Nicaragua a esta organización», indica el documento oficial, instruido por Daniel Ortega, y leído por Moncada.

Díaz-Canel a través de su cuenta de Twitter se jactó de la lección de «soberanía y dignidad» que estaba dando el régimen orteguista al retirarse de la OEA. «Nicaragua otra vez dando lecciones de soberanía y dignidad, valores escasos en estos tiempos», expresó el mandatario de Cuba.

La OEA excluyó a Cuba del Sistema Interamericano en 1962 por su adhesión al bloque comunista soviético y su enfrentamiento con Washington tras la revolución liderada por el exmandatario cubano Fidel Castro en 1959 y quien falleció en noviembre de 2016. Esa decisión fue anulada en 2009, pero Cuba no ha pedido su reincorporación al organismo. La OEA considera a Cuba un miembro no activo.

Díaz-Canel añadió que «desde Cuba todo el apoyo ante la valiente decisión de abandonar el ministerio de colonias yanqui, como nombrara nuestro canciller de la dignidad a la OEA».

Venezuela: elogios y ataques

El Gobierno de Venezuela liderado por Nicolás Maduro a través de su canciller Bruno Rodríguez se sumó a Cuba y elogió el actuar del régimen orteguista con su salida de la OEA y volvió a atacar a la OEA.

Rodríguez publicó en su cuenta de Twitter que la Administración de Maduro «apoyamos decisión de Nicaragua de retirarse de la OEA, que constituye una firme y digna respuesta a las maniobras del Secretario General de esa organización, en contubernio con Estados Unidos, para intentar interferir en las decisiones que competen al pueblo nicaragüense».

El canciller venezolano en la declaración oficial señaló a la OEA de ser haber «callado en múltiples ocasiones ante golpes de estado en nuestra región, ha sido cómplice de intentos de aislamiento e intervenciones militares y ha apoyado agresiones económicas».

Maduro hizo lo que ya inició a hacer el régimen de Ortega. Denunció la carta de la OEA para sacar a Venezuela del organismo. El proceso de dos años, inició el 27 de abril de 2017, pero no se completó en ese período debido a que antes de llegar al 27 de abril de 2019, el nuevo mandato de Maduro fue desconocido por la OEA.

Y por ello, en su lugar, la OEA reconoció como presidente interino a Juan Guaidó, quien nombró un nuevo embajador y dijo que Venezuela no saldría del organismo regional.

Gustavo Tarre Briceño, representante permanente de Venezuela en la OEA. LA PRENSA / CORTESÍA

El representante permanente nombrado por Guaidó, según el sitio oficial de la OEA, es Gustavo Tarre Briceño, quien ha respaldado las decisiones que ha adoptado el organismo sobre la situación de Nicaragua. En las tres resoluciones que aprobó la OEA durante este año sobre Nicaragua, el representante venezolano a votado a favor.

«Las mismas dictaduras se siguen apoyando»

Para el nicaragüense Eddy Acevedo, exasesor personal en política exterior de la excongresista Ileana Ros-Lehtinen, no es nada sorprende de que los regímenes como Cuba y Venezuela avalen la decisión de Ortega de retirar a Nicaragua de la OEA. «Todas estas dictaduras son amigos entre ellos mismos entonces no hay sorpresa que las mismas dictaduras se siguen apoyando del uno al otro, porque todos de ellos son del mismo pensamiento que son regímenes tiránicos que no respetan los derechos humanos, cada uno tienen sus presos políticas, no hacen elecciones como en Cuba o hacen elecciones fraudulentas como en Venezuela y Nicaragua», sostiene el exasesor Acevedo.

Y añade que «no es una sorpresa que salieron de ese pensamiento, pero yo creo que eso es un papel muy importante en torno a los demás países, en Latinoamericana vemos que como los tiránicos se ayudan entre ellos, también los países en libertad se deben de ayudar unos al otro».

Eddy Acevedo, nicaragüense con experiencia en asuntos políticos de Estados Unidos. LA PRENSA/ARCHIVO

Enseguida el exasesor Acevedo no descarta que muchos países se queden callados por ahora y no emitan ninguna reacción. «Muchos de los países van a respetar la decisión del régimen de Ortega, yo creo que muchos no dirán nada, normalmente lo que pasan en estas situaciones los que son aliados fuerte de Ortega van a salir a apoyarlo, y lo que verdaderamente están en contra de Ortega van a salir y van a denunciar la denuncia, y los países que están en el centro se van a quedar callados», manifestó el experto.

Cabe destacar que a pesar de que Ortega oficialmente ha renunciado y gestiona la salida de Nicaragua de la OEA, se hará efecto en un período de dos años, no obstantes, analistas y expertos ámbito diplomático internacional consultados por LA PRENSA coincidieron en destacar que a pesar de la renuncia la OEA puede proceder a aplicarle el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana. Se necesitan 24 votos para aprobar dicha medida.

Países que respaldaron la última resolución

La más reciente resolución de la OEA que fue aprobada durante la Asamblea General en la que declararon ilegítimas las elecciones celebradas en Nicaragua, en la que el caudillo sandinista Ortega consumó su cuarta reelección presidencial, fue respaldada por 25 votos a favor, 7 abstenciones, 1 en contra (Nicaragua) y 1 ausencia.

Los países que votaron a favor fueron El Salvador, Estados Unidos, Grenada, Guatemala, Guyana, Haití, Jamaica, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay, Venezuela, Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Argentina y Ecuador.

La mayoría de estos países han demostrado una postura crítica hacia el régimen de Ortega y a la vez, han denunciado y condenado las constantes violaciones a los derechos humanos y el no restablecimiento de la democracia e institucionalidad en Nicaragua.

Los países que se han abstenido a votar a favor o en contra en la OEA

En las tres últimas votaciones sobre resoluciones en relación a la situación de Nicaragua, en la mayoría de ocasiones son entre cinco y ocho países que se abstienen de emitir un voto o a favor en contra. Entre ellos figuran Bolivia, México, Argentina, Honduras, Belice, Santa Lucía, Dominica, San Vicente y las Granadinas.

  • Bolivia

Evo Morales, expresidente de Bolivia, reaccionó y se sumó a sus aliados Díaz-Canel y Maduro para celebrar y respaldar la decisión del dictador Ortega. «Saludamos la determinación soberana y digna del pueblo hermano de Nicaragua que decidió dejar la OEA que con el golpista Luis Almagro se ha convertido en instrumento del intervencionismo, racismo, fascismo e imperialismo de EE.UU. en América Latina», publicó en su cuenta oficial de Twitter el exmandatario.

El actual presidente de Bolivia, Luis Arce, ideología de izquierda, es considerado como compañero de Morales desde hace mucho tiempo. Arce durante los 14 años de presidencia de Morales, fue ministro de Finanzas y Economía casi todo el tiempo. Él era el candidato presidencial preferido de Morales durante los comicios de octubre 2020, donde ganó con el 55 por ciento de los votos.

El caso de Bolivia es notorio ante la OEA debido a la postura que ha adoptado frente a la situación de Nicaragua. Su representante permanente, Héctor Arce, había venido votando en contra las resoluciones del organismo en referente a la crisis en Nicaragua, por ser un país de afinidad política con el régimen de Ortega, no obstante en los últimas resoluciones ha optado por abstenerse. Bolivia y Nicaragua son miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (Alba-TCP).

  • México

El Gobierno de México —ideología de izquierda— liderado por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), a lo largo de este año en referencia a las resoluciones aprobadas por la OEA se ha destacado por su abstencionismo, contrario a que antes votaban en contra.

En las tres resoluciones, la representante permanente mexicana, Luz Elena Baños Rivas se abstuvo de votar a favor o en contra. Curiosamente Baños casi siempre tras la votación solicitaba el uso de la palabra para argumentar su decisión.

El pasado 20 de octubre, Baños expresó la preocupación de su país por considerar que se está «profundizando el aislamiento de un Estado Miembro» y abogó por el diálogo para resolver la situación de Nicaragua. «No estamos tratando de intervenir», agregó.

Luz Elena Baños Rivas, representante permanente de México ante la OEA. LA PRENSA / CORTESÍA

El recrudecimiento de la represión en Nicaragua ha llevado a que el régimen de Ortega se abalance incluso en contra de los gobiernos que comparten su misma ideología de izquierda, y provoque tensiones diplomáticas.

El 21 de junio, el gobierno de AMLO llamó que su embajador en Nicaragua, Gustavo Cabrera, regresará al país a consultas sobre las «preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días que han puesto en riesgo la integridad y la libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios nicaragüenses». Dos meses después también el régimen de Ortega en «reciprocidad» retiró de México a su embajador Juan Carlos Gutiérrez Madrigal.

Le puede interesar: Embajador de México responde: «No son acciones injerencistas, ni tienen la intención de generar conflicto alguno»

Posterior, el 9 de septiembre, el régimen orteguista a través de una carta diplomática enviada por la Cancillería nicaragüense arremetió contra el embajador Cabrera, a quien acusó de tener una posición «injerencista y entrometida» en asuntos internos, por el hecho de haber retuiteado un vídeo del escritor nicaraguense y perseguido político, Sergio Ramírez.

  • Argentina

El Gobierno de Argentina, encabezado por el presidente Alberto Fernández, se destacó durante un buen período por su abstencionismo al igual que México. En las primeras dos resoluciones aprobadas el 15 de junio y el 20 de octubre de este año, el representante permanente argentino, Carlos Alberto Raimundi se abstuvo de votar a favor o en contra.

Sorpresivamente el 12 de noviembre, Argentina figuró dentro de los 25 países que respaldaron la resolución de la Asamblea General de la OEA que declaró como ilegítimos los comicios en el territorio nicaragüense.

La Administración de Fernández, de ideología izquierda, le ha tocado vivir momentos de tensiones diplomáticas con el régimen orteguistas, parecidas o igual que México. El 21 de junio, Argentina también llamó a su embajador Daniel Capitanich a consultas. No obstante, una semana después de que su representante ante la OEA, condenó el resultado de las elecciones de Nicaragua, decidió devolver a su embajador Capitanich a Managua, y de la misma manera Daniel Ortega repondrá en Buenos Aires, a su embajador Orlando Gómez.

De izquierda a derecha: Rosario Murillo, el embajador de Argentina en Nicaragua y Daniel Ortega.

El 18 de septiembre, el canciller de Nicaragua, Denis Moncada, rechazó la candidatura de Argentina para la presidencia pro témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y arremetió en su contra durante la VI Cumbre del organismo, realizada en México. La elección quedó pospuesta. «El gobierno de Argentina se convirtió en instrumento del imperialismo norteamericano subordinándose a sus intereses hegemónicos, diseñando, dicho por ellos mismos con el gobierno de Estados Unidos una estrategia para vulnerar y negar la soberanía nacional de nuestra Nicaragua» mencionó el canciller.

«Nuestra posición clara y firme es de no voto, no respaldo al gobierno de ese país para la presidencia pro tempore de la CELAC», reiteró Moncada en ese momento.

  • Honduras

Honduras gobernado actualmente por el presidente Juan Orlando Hernández ha coincidido con el mismo posicionamiento de abstencionismo que caracteriza a México. Su representante permanente Luis Fernando Cordero ha decido no emitir ningún voto sobre las resoluciones adoptadas por el organismo.

En octubre pasado el mandatario de Honduras visitó Nicaragua y suscribió con Ortega el Tratado de Límites entre la República de Nicaragua y la República de Honduras en el mar Caribe y aguas afuera del Golfo de Fonseca con el que Nicaragua logró delimitar con Honduras, un espacio para la salida del vecino país al Océano Pacífico, no obstante a los hondureños les queda pendiente delimitar la otra mitad con El Salvador.

La firma del tratado se dio a escasos 10 días de que en Nicaragua se realizaran las polémicas elecciones presidenciales cuyos resultados han sido cuestionados por la comunidad internacional. El mandatario hondureño evitó ante la prensa internacional pronunciarse sobre el resultado de las elecciones en Nicaragua, alegando que están esperando el resultado de la «institucionalidad» del país y además agregó que «somos respetuosos de lo que ocurre en cada país«.

El próximo 28 de noviembre se celebraran las elecciones generales en Honduras.

Los presidentes Daniel Ortega y Juan Orlando Hernández firmaron un tratado sobre límites marítimos. LA PRENSA / TOMADA DEL 19 DIGITAL

Honduras fue suspendido de la OEA tras el golpe de estado que depuso al gobernante Manuel Zelaya. El método fue similar al que la OEA podría aplicar con Nicaragua, es decir, con el artículo 21 de la Carta Democrática Interamericana, por considerar “que se ha producido la ruptura del orden democrático”.

Lea también: Por qué Guatemala y Honduras han sido pasivos en el apoyo a Nicaragua en los foros internacionales

La suspensión de Honduras se dio de manera inmediata, con 33 votos a favor, en una Asamblea General extraordinaria celebrada en Washington, Estados Unidos, y fue hasta en el 2011, cuando la crisis hondureña se había superado, que regresó al organismo. A pesar de estar suspendido, Honduras aún estaba obligada a cumplir con sus obligaciones como Estado, “en particular en materia de derechos humanos”, como establece la Carta.

  • Belice

Belice es otro de los países que han mostrado su abstención en la votación de las resoluciones sobre Nicaragua. Su actual jefe de gobierno y primer ministro es Johnny Briceño, este país se rige bajo los principios de la democracia parlamentaria basada en el sistema de Westminster.

La Reina Isabel II (de Reino Unido) es la Jefe de Estado constitucional y está representado por el Gobernador General ostentado por Froyla Tzalam, quien asumió ese cargo el 27 de mayo de 2021. Geográficamente Belice es parte de Centroamérica y tiene fronteras con Guatemala y México, pero eso no necesariamente lo convierte en parte de América Latina.

El representante permanente de la OEA por parte de Belice es Lynn Raymond Young quien fue nombrado en junio pasado. Él decidió abstenerse en dos de las tres resoluciones que aprobó el organismo durante 2021, la más reciente fue la votación de la Asamblea General de la OEA para aprobar la resolución que declaró ilegitimas las elecciones de Nicaragua.

Solamente el 20 de noviembre pasado, el representante beliceño votó a favor de la resolución de la OEA en la que reiteraron su llamado para «la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de los presos políticos» y expresaron «su grave preocupación por la circunstancia de que los intentos del Consejo Permanente de comprometer al Gobierno de Nicaragua a la celebración de elecciones libres y justas han sido ignorados«.

  • San Vicente y las Granadinas; Dominica; Barbados y Santa Lucía

Los países caribeños San Vicente y las Granadinas, Dominica, Barbados y Santa Lucía forman parte del grupo de los Estados Miembros de la OEA que se han abstenido de emitir un voto sobre la situación que atraviesa Nicaragua.

En la primera resolución aprobada por la OEA, la representante permanente de San Vicente y las Granadinas, Lou-Anne Gaylene Gilchrist expresó que no apoyaba la resolución que condenó la detención, acoso y restricciones a aspirantes presidenciales. Gaylene lo hizo evidente con su voto en contra. El representante permanente de Dominica, Vince Henderson optó por abstenerse. Pero Santa Lucía y Barbados votaron a favor.

La postura del representante de Santa Lucía, Anton E. Edmunds la sostuvo en la resolución de la OEA del 20 de octubre pasado. No obstante, para la resolución de la Asamblea General de la OEA en la que se declaró ilegítimas las elecciones celebradas en Nicaragua el 7 de noviembre, los cuatro Estados caribeños optaron por abstenerse y no votar a favor o en contra.

Estos países forman parte de la Asociación de Estados del Caribe (AEC) junto a Nicaragua, que este 24 y 25 de noviembre están participando del XIV Foro Empresarial del Gran Caribe en el que según medios oficialistas se dialoga sobre los retos y oportunidades para la integración económica de la región.

Fuentes ligadas al partido de gobierno indicaron bajo condición de anonimato, que una de las prioridades en las relaciones exteriores es consolidar las relaciones económicas con las islas del Caribe. En abril fue nombrado Michael Campbell Hooker, como Ministro Asesor del Presidente de la República para las Relaciones Internacionales y con el Gran Caribe, el 18 de octubre, seis meses después, Campbell fue nombrado como Representante Permanente Alterno de la República de Nicaragua, con Rango de Embajador Extraordinario y Plenipotenciario ante la Organización de los Estados Americanos (OEA).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: