El despertar de un nuevo día

Es este el momento de reivindicar el quehacer político y unir esfuerzos para construir el Estado de Derecho y la democracia, como condiciones esenciales de la nueva Nicaragua

El diálogo

En la situación actual de Nicaragua, el diálogo debe darse, con mucha mayor razón, a partir de condiciones humanamente necesarias

Luz en la oscuridad

La estructura legal e institucional es concebida no como un sistema de límites al poder, sino como un instrumento al servicio de este para fortalecerlo

Concertación, unidad y democracia

En medio de la crisis ha surgido la nueva situación que se está viviendo y padeciendo a partir de la cual y frente a ella se podría producir la construcción de la nueva Nicaragua

La esperanza que surge de la crisis

El diálogo y la concertación buscan evitar que el poder adopte medidas unilaterales y decisiones que solo responden a sus intereses y ambiciones

Crisis de los derechos humanos

La situación de Nicaragua refleja una crisis política y del Estado de Derecho, pero sobre todo pone en evidencia una profunda crisis de los Derechos Humanos.