Pleitos y alianzas en la oposición

Obligar a las alianzas a escoger uno de los partidos para que las represente es una de las trampas que Ortega colocó para fomentar el pleito, la división y las traiciones entre sus posibles adversarios. Que se maten solos, pues.

Si usted fuera Daniel Ortega…

Divide y vencerás. Da la casualidad que muchos opositores están haciendo exactamente lo que Daniel Ortega necesita para mantenerse en el poder

El castigo de los dioses locos

Para este gobierno es más importante que los médicos bailen bien «El comandante se queda» que una hoja de servicio profesional y exitosa

Carta a Rosario Murillo

Ahora salen con que Nicaragua seguía el modelo sueco. ¡Que disparate! De sueco, su modelo, doña Rosario, solo tiene “el hacerse”, como decimos en Nicaragua.

Un hombre sin amigos

A propósito de la muerte de Dionisio Marenco, vale recordar cómo Ortega usa y descarta a sus amigos al ritmo de sus obsesiones por el poder