Zancudos en acción

Aquí señores, no puede haber elecciones con el actual CSE, habrá que cambiar de raíz todo el sistema terminando con todos los vicios

Tú eres Pedro

La Iglesia no tiene ni necesita fuerzas de choque. Ella procura el bienestar de todos, católicos y no católicos, y sus armas son el amor al prójimo, el perdón, la caridad, la paciencia, la oración y la paz

Divide y vencerás

Mucho hablamos de unidad, las voces surgen de todo el país suplicando la unidad, pero no hay respuesta de las organizaciones que mueven los hilos de una política enfermiza donde pueden más los odios y resentimientos que los deseos de forjar una Patria libre y soberana

Presidentes ejemplares

Se cuenta que siendo presidente de la República don Otilio Ulate caminaba solitario por las calles de San José. Un día lo atropelló un ciclista derribando al presidente

Un programa de nación duradero

Jamás tendremos democracia mientras los candidatos a la Presidencia de la República sigan siendo escogidos a dedo por los jefes de los partidos

Y no se paran los asesinatos

¿No se dará cuenta la pareja gobernante que cada asesinato de estos es un baldón de desprestigio que cae sobre su gobierno? El objetivo de tanta violencia parece ser una siembra de terror en todas las ciudades y pueblos de la nación

El asesinato nuestro de cada día

Qué contraste con los tiempos del pasado cuando un asesinato era un verdadero escándalo y la Policía se empeñaba verdaderamente en investigar y atrapar a los culpables

Me encanta Dios

“Me encanta Dios. Es un viejo magnífico que no se toma en serio. A él le gusta jugar y juega, y a veces se le pasa la mano y nos rompe una pierna o nos aplasta definitivamente»

De policías y cuarteles

El resto del tiempo no se veía en las calles ningún policía vigilando a nadie. Siempre he creído que la policía es algo no solo útil sino indispensable en una sociedad

Ejército, ¿para qué?

El Ejército de Nicaragua cuenta con enorme cantidad de tanques de guerra, no sabemos contra quién se van a usar. Lo que sí sabemos es que con solo mirarlos producen terror