¿Es tan difícil gobernar?

Insisto en que no es difícil gobernar. Solo hay que ser hombre de bien, amar a Nicaragua, escoger a los hombres adecuados para cada cargo

Lo primero es lo primero

Tengo noticias halagadoras en el sentido de que gentes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia han preparado o están preparando una nueva Ley electoral que permita o exija la nominación popular de los señores diputados

Puros cuentos

Y para aquellos que repudian la literatura, el cuento, la novela, el ensayo, la poesía, la pintura, la escultura, la arquitectura y las bellas artes, sepan que “no solo de pan vive el hombre. También vive de todo aquello que sale de la boca de Dios”.

Mejor un mal arreglo que un buen pleito

Es increíble que hayamos pasado todo el siglo anterior en revueltas inútiles sin preocuparnos por respetar las constituciones que los mismos políticos redactaron

Había una vez un pueblo…

El tribunal electoral era electo popularmente no escogido al dedo por los caudillos de los partidos, era electo en elecciones primarias como todos los cargos de elección popular

Todo en su momento

Es una insensatez estar mencionando siquiera candidaturas presidenciales en este tiempo cuando no tenemos las condiciones necesarias para realizar unas elecciones perfectamente limpias, supervigiladas

El futuro es de los jóvenes

Los jóvenes de hoy que iniciaron esta jornada verdaderamente patriótica, son y deben ser, mentalidades diferentes, muchachos que con valores cívicos y morales tienen la enorme tarea de gobernar la futura Nicaragua

Congreso o circo

En el congreso de marras se han aprobado leyes monstruosas como la Ley 840 del fantasioso canal interoceánico del chino Wang Jing

De víctimas a victimarios

Es una amnistía para todos, para los prisioneros políticos y para los paramilitares, torturadores y asesinos que han exterminado a centenares de personas