Torbellino de odio y dolor

Mientras Costa Rica suspendía las clases y el acceso de turistas el 16 de marzo, nuestros dictadores celebraban desde el 14 marchas multitudinarias y se jactaban de su política de fronteras y escuelas abiertas

Dimitan ya

Si Nicaragua sigue la ruta de Guayaquil, con sus hospitales rebasados y pacientes falleciendo en las calles, la culpa será toda y exclusivamente de una pareja de dictadores que están dando, cada día más, pruebas inequívocas de su incapacidad de gobernar.

Plan A, B o C

¿Habrá mil nicaragüenses dispuestos a plantarse en las calles asumiendo dichos riesgos? ¿Podría evitarse reacciones violentas de la población ante el salvajismo homicida de los sicarios de Ortega?

Será duro el camino

Tenía por eso razón el “funesto presagio” de El Economista, al predecir que los Ormu continuarán más allá del 2021

La gran paradoja

Por el afán de salvar vidas naciones y corporaciones, colectividades e individuos, combinan recursos y toman medidas heroicas: cuarentenas prolongadas, endeudamientos astronómicos y riesgos personales conmovedores en el personal de salud.

Un principio básico ignorado

Urge que Nicaragua salga de esta dictadura destructiva para construir un futuro donde el principio de la subsidiariedad sustituya al estado avasallador y aberrante, que hoy la oprime

Una buena oportunidad

Estas pestes o catástrofes, que Dios permite de tiempo en tiempo, son sacudiones que nos sacan de la inconsciencia en que solemos vivir

No tenemos presidente

Un presidente es también un servidor; alguien electo para velar por el bien común y la seguridad de sus ciudadanos