ÚLTIMAS NOTICIAS

LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Hiperión, dios de la luz, la verdad y la libertad

Leí (y disfruté) en el medio digital  Infobae, un artículo del académico argentino Héctor Schamis titulado “Rendijas de libertad”,  publicado el 22 de noviembre pasado. En este escrito, el profesor en el Centro de Estudios Latinoamericanos en la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, se refiere a las ansias de libertad en Cuba y al respecto […]

La estatua de Nikón

De la isla de Tasos salieron grandes atletas, sobre todo Nikón, quien tomó parte en los diversos juegos deportivos de Grecia y en todos fue vencedor.

Medea y Angitia

Al saber las hijas de Pelias que Medea tenía poderes mágicos, le rogaron que rejuveneciera a su padre. Medea les dijo que su padre  solo podría volver a ser joven, si lo cocían en agua hirviendo.

Osas y Peliones

Oto y Efialtes eran hijos de Poseidón y de Ifimedes. Pero su padre formal era Alóade, el esposo de Ifimedes, y por eso eran llamados los Alóadas. 

Ovidio y las heroínas mitológicas

Ovidio es una de las fuentes literarias principales de la mitología grecorromana, como Homero y Hesíodo, de Grecia, o  Virgilio en la antigua literatura latina, para solo mencionar a algunos. 

Temón y el filete del mendigo

Mucho tiempo atrás un oráculo había vaticinado a los primeros habitantes de esas tierras, que las perderían si cedían una parte de ellas, aunque fuese mínima, a quienes llegaran de otros lugares.

Las yeguas de Glauco

El poema Las yeguas de Glauco está en el Tomo I de la Antología Mayor de la obra poética de Salomón de la Selva, seleccionada cuidadosamente por el poeta Julio Valle Castillo

Yolao, el auriga de Hércules

En el día consagrado a Yolao los esclavos eran tratados como personas libres, participaban en los banquetes, las danzas y los sacrificios, igual que sus dueños y todos los demás.

Las transformaciones de Ceneo

Ceneo participó también al lado de los lapitas en la guerra con los centauros, que lo hacen prisionero. Como su piel es invulnerable no pueden herirlo.

La primera guerra de Troya

Sobre cómo terminó la Guerra de Troya y sus consecuencias, Homero escribió en La Odisea. Igualmente lo hicieron otros autores griegos como Sófocles, Eurípides y Esquilo, y también el latino Virgilio en La Eneida.