Renée Zellweger retrata a Judy Garland

La película muestra los últimos seis meses de la vida de Garland, llegando a Londres en 1968 como parte de una gira de conciertos para restaurar su estado financiero.