militares, Ejército de Nicaragua

¿Cuándo terminará el acoso a la Iglesia?

¿Será entonces que hasta que termine la actual dictadura de Daniel Ortega la Iglesia católica dejará de ser perseguida? Esto no lo podemos saber, pero de cualquier manera esperamos que ocurra lo más pronto posible.

La guerra de Daniel Ortega

Según expresó Daniel Ortega en la reunión de los cancilleres del Alba, después de lo ocurrido en Bolivia es válido volver a la guerra, a utilizar la lucha armada en vez de las elecciones para conquistar y mantener el poder en toda América Latina y el Caribe

La Madre Dolorosa está en Masaya

Las mujeres en huelga de hambre permanecen en el templo católico de San Miguel Arcángel, en Masaya, que inmediatamente fue asediado por las fuerzas policiales represivas

Empresarios no se someten a dictadura

Como es conocido, la empresa privada independiente ha protestado por las políticas económicas del Gobierno, que causan la reducción de sus operaciones y el aumento del desempleo

La banalización del golpe de Estado

Por definición, golpe de Estado es un “cambio violento de gobierno operado con violación de las normas constitucionales, cuyos actores son los propios gobernantes o sectores ligados a ellos”

La fórmula de Bolivia

Por supuesto que la renuncia forzada de Evo Morales no significa que la estrategia del Foro de Sao Paulo para la toma del poder, ha sido derrotada totalmente

Sanciones y festejos

Algunos de los sancionados tratan de salvar la cara y aseguran que no les afectan en nada las sanciones, que más bien se sienten orgullosos de ser sancionados por el “imperio”, como llaman en el argot orteguista a los EE. UU.

El Muro de Berlín y Nicaragua

Aquella infame muralla fue erigida por las autoridades comunistas alemanas y soviéticas, en agosto de 1961, para impedir que la gente de Alemania Oriental que estaba sometida a una feroz dictadura y hundida en la miseria por el desastroso sistema económico comunista

Tabaco, impuestos y corrupción

Por los brutales impuestos dictados por el régimen orteguista, la empresa tabacalera tiene que elevar el precio de los cigarrillos al consumidor hasta al doble de lo que ofrecen los contrabandistas del producto