Ernesto Medina: "Soy llorón con las películas"

A Rajatabla - 08.06.2020
Ernesto Medina

Cristian Ernesto Medina Sandino es oriundo de León y nació el 5 de diciembre de 1952. Es cuarto de 13 hijos y actualmente está casado, tiene dos hijos y dos nietos. El académico asegura que le gusta bailar vallenato, ha viajado por varias partes del mundo, le gusta leer, cocinar, cantar y le apasiona la investigación.

Por Ana Cruz

Es doctor en Química. Realizó estudios en Suiza, Alemania y España. El académico impulsó en los años ochenta y hasta inicios de los noventa la investigación, ha fungido como rector de la UNAN-León por 12 años y más de ocho años en la Universidad Americana.

¿Cómo se describe en tres adjetivos?
Soñador, terco y leal.

¿Cuál es su meta para diciembre de 2020?
Ver a Nicaragua con un gran movimiento político que liderará la transformación del país.

¿En cuántos países ha estado?
Viviendo un tiempo en Suecia, Alemania y España. En América Latina casi todos los he visitado a excepción de Paraguay.

¿Cuál es su pasatiempo de cuarentena?
Hacer pan (ríe). Me he vuelto panadero.

¿Cuánto tiempo pasa en las redes sociales?
Más del que quisiera. Entre dos y tres horas, pero también dedico tiempo a la lectura.

¿Qué comida extraña o exótica ha tenido la oportunidad de probar?
Pescado ácido, que es el arenque. Lo ponen entero en un bote para que pudra, ese alimento se acompaña del ron.

¿Bebida favorita?
La Kombucha, que es un té fermentado.

¿Alguna película que le haga llorar?
Yo soy llorón con las películas. Cinema paraíso es una de las que me ha hecho llorar  y La vida es bella también me conmovió.

¿Qué es lo más loco que ha hecho?
Tirarme de la Peña del Tigre en Poneloya.

¿Qué le aburre?
Las reuniones a las que no se llega a nada.

¿Música que lo haga bailar?
El vallenato, la cumbia, la música tropical y los boleros.

¿Canta?
Sí. En el colegio fui parte del coro y tuve amigos músicos con los que salía a serenatear cuando estaba en la universidad.

¿Tiene alguna mascota?
No. Tuve una de joven, pero cuando se me murió el último perro que tuve decidí no volver a pasar por ese trauma.

Sección
A Rajatabla