Calzado Náutico

Collage - 09.09.2019
calzado

Marianela Lacayo

Diseñadora de Imagen

Los complementos son importantísimos para definir el estilo masculino y mostrar la actividad a la que un hombre se dedica o a la que asiste. En este sentido, la moda ha influido provocando cambios y relajamientos a la hora de vestir, algunos de ellos no muy acertados y que no encajan con la elegancia necesaria en determinados ámbitos. Es el caso del calzado náutico, un tipo de mocasín que tiende a confundir a quien no conoce para cuándo es cada tipo de calzado.

Uno de los zapatos con los que se confunde el mocasín náutico es el loafer, ya que es de meter y muchos con aire casual e informal. Sin embargo, es un calzado que no está aceptado para trabajar en ambientes formales ni casuales, a menos que el trabajo sea en un ámbito marino y en zonas costeras.

Fabricado en cuero, se caracteriza por llevar un cordón que recorre parte de su contorno y tener una suela de goma blanca y cordones de cuero en el empeine. El original fue creado en 1935 por la marca Sperry.

Actualmente muchas marcas tienen su propia versión y se visten para ambientes de playa, campo, algún negocio de puertos, montaña, siendo exclusivo de los looks veraniegos, ambientes deportivos o en atuendos informales de clima de verano o cálido, ámbito personal, también los va a encontrar en lona en sustitución del cuero y algunas marcas los hacen en material sintético. Se puede apreciar erróneamente en ámbitos formales de trabajo y sociales casuales formales.

Los acompañamientos ideales son los pantalones largos o cortos casuales tipo Khakis, Chinos, Tommy o Gap, como mejor se les conoce, o en tela de jeans, y con camisas casuales, camisetas o polos que acompañen la informalidad pero con estilo pulido.

Evítelos en ámbitos laborales que requieran de una imagen formal o casual formal, con trajes de saco y pantalón de tela elegante.

Sección
Collage

Multicadenas

multicadenas