Un pedacito del Puerto El Realejo en Managua

Collage - 13.01.2020
La Lora Viajera

En el bar y restaurante La Lora Viajera usted conoce Nicaragua y prueba platillos de la cultura nica-española.

Por Ana Cruz

Una terraza que replica el antiguo atracadero del Puerto El Realejo de Chinandega recibe a los visitantes de La Lora Viajera en Managua. El local recrea toda una escena de la fiebre del oro y barcos a vapor y es toda una invitación a degustar platillos nica-españoles en otra época.

El nombre de La Lora Viajera surge porque los propietarios —un español, un guatemalteco y un nica— buscaban dar a sus clientes un viaje por la cultura de Nicaragua en un solo lugar. Es por eso que en el local se puede disfrutar de un tour por el pequeño “Museo Tesoros de Nicaragua” como un regalo mientras espera que lleven su platillo o bebida a la mesa.

El Museo Tesoros de Nicaragua ofrece toda una sala en la que expone los inicios de la minería en Nicaragua. Foto: Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

El Museo Tesoros Nicaragua cuenta con cuatro salas. En la primera se exponen las riquezas naturales del país y la cultura indígena y miskita. En la segunda podrá encontrar una clara explicación de los inicios de la cultura marinera en Nicaragua. En la tercera conocerá sobre la fiebre del oro y la minería. Mientras que en la cuarta hay toda una recreación de una taberna en un barco.

Una vez que culminó el tour por las cuatro salas del Museo —donde además puede adquirir un souvenir hecho por artesanos nicas— disfrutará los deleites de la combinación de la comida nica-española.

La Lora Viajera ofrece a sus visitantes platillos que combinan la comida nica con la española. Foto: Óscar Navarrete/La Prensa.

El platillo emblemático de La Lora Viajera es el “chorizo filibustero”, preparado con cebollas caramelizadas con mermelada de piña, un toque de picante y cerdo. Y si no quedó satisfecho, puede pedir un rico postre. La Torrija es uno de los manjares más solicitados en La Lora Viajera.

Sección
Collage