Anastasio Somoza Debayle tuvo varios momentos

Columnas - 09.09.2018

El primero, cuando era el hombre fuerte de Nicaragua. Tenía casi todos los poderes concentrados en su mano. Una guardia pretoriana que usó como su ejército personal, un partido que siempre ganaba las elecciones, el gobierno y su propia riqueza personal. Nadie podía imaginárselo fuera del poder.

Luego tuvo su momento de crisis. Ese momento cuando una chispa empieza a encender la pradera. Lo inesperado. Cuando los dominados llegan al hartazgo y pierden el miedo y deciden enfrentarlo.

El otro momento es cuando la crisis va tocando fondo. Está cercado. Y se le ofrece una puerta de salida. La negociación. Que se vaya para que no siga haciendo daño.

Y el último momento, ya derrotado, a costa de miles de muertos, huyendo del país para vivir como paria y finalmente asesinado en una calle de Paraguay.

Cada momento lo llevó a su destrucción. Cuando tuvo poder quiso más poder y provocó la rebelión. Cuando hubo rebelión la reprimió a sangre y fuego, y terminó cercándolo. Cuando estuvo cercado negoció con trampa, pensando regresar por otra puerta, y perdió todo. Y finalmente, creyendo que podría vivir un exilio dorado terminó balaceado en una calle.

Si Somoza pudiera revivir, y regresar en el tiempo, posiblemente cuando tuvo poder haría concesiones democráticas para evitar la rebelión, y si hubiese rebelión evitaría reprimirla a sangre y fuego porque eso, lo supo, más bien la propaga y lo puede cercar. Y si estuviese cercado, buscaría cómo negociar para irse por sus propios pies por la puerta trasera y no terminar asesinado como quedó. Sería estúpido volver a hacer lo mismo que lo llevó a la derrota y a su propia muerte pensando que esta vez tendría un resultado distinto.

En esta edición traemos un amplio reportaje sobre la vida de Anastasio Somoza Debayle una vez que salió al exilio y su trágico fin como resultado de las malas decisiones que tomó en cada momento.

Y si bien Somoza no puede revivir ni regresar en el tiempo para hacer las cosas distintas, por lo menos otros que de repente están en la misma situación deberían tomar nota. No seguir su ejemplo para no tener los mismos resultados.

Sección
Columnas