“Animals” de Pink Floyd

Columnas - 11.11.2018

Pink Floyd estaba en su momento de mayor éxito, luego de sus superálbumes “The Dark Side of the Moon” y “Wish You Were Here”, cuando las tensiones entre el bajista y líder Roger Waters con el resto de la banda fueron en ascenso. Waters no solo imponía un concepto creativo que no dejaba espacio a los aportes musicales de los demás, sino también descargaba su rabia a las horas que surgían diferencias.

Esa época de fuertes contradicciones ocasionadas por los arranques emocionales de Waters, se ve reflejada en el siguiente disco de Pink Floyd llamado “Animals”, grabado en sus propios estudios y publicado en enero de 1977.

Es un disco inspirado en la novela “Rebelión en la Granja” de George Orwell, una historia satírica que habla de un grupo de animales de granja que organizan una rebelión y terminan expulsando a los humanos. Los animales rebeldes instalan entonces un sistema de gobierno que en un inicio parece traer bondades y reivindicaciones a todos, pero con el tiempo acaba convirtiéndose en una tiranía brutal. La novela de Orwell, publicada en 1945, es una crítica al régimen comunista de José Stalin, en la desaparecida Unión Soviética. Pink Floyd recreó la temática orweliana como una crítica para la clase política británica.

Lleno de una rabia mordaz, “Animals” fue considerado un disco demasiado sofisticado. En realidad fue un reflejo de la situación emocional de Waters, quien se creó conflictos no solo con sus compañeros, sino con el gran público seguidor de Pink Floyd.

cedeno598@hotmail.com

Sección
Columnas