Chicho Zepeda

Columnas - 14.01.2019

Otra vez Magazine le trae una historia interesante, de esas que han estado medias sepultadas entre rumores, relatos interesados y poca investigación. Se trata del asesinato de Narciso “Chicho” Zepeda. Un episodio de la historia del Frente Sandinista digno de película.

Ocurrió hace 44 años. Chicho Zepeda era un personaje chinandegano al estilo “Juan Charrasqueado”: mujeriego, parrandero y jugador. En esa vida intensa que tuvo se metió muy temprano a la guerrilla contra Somoza y terminó siendo luego un preeminente miembro del movimiento guerrillero Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

En 1974, los miembros de la Dirección Nacional sandinista que estaban en ese momento, juzgaron y condenaron a muerte a Zepeda por los delitos de “traición y robo”, entre otros. La sentencia se cumplió de forma cruel en octubre de ese año.

Para reconstruir esta historia, Magazine conversó con el impulsor de esta drástica medida disciplinaria, el costarricense y entonces miembro de la Dirección Nacional sandinista, Plutarco Hernández, quien murió de cáncer tres meses después de la entrevista. Sus declaraciones quedaron debidamente grabadas. Se habló con los familiares de la víctima, y se revisaron los artículos periodísticos de la época sobre el caso.

Sucede que la Guardia somocista capturó por casualidad a los verdugos de Zepeda, o sea a los guerrilleros que el alto mando sandinista encargó la ejecución. Uno de ellos declaró ante los tribunales los detalles del asesinato, y así se logró ubicar incluso la tumba donde dejaron su cuerpo.

La muerte de Chicho Zepeda es la única ejecución disciplinaria que el Frente Sandinista reconoce como propia.

Con el tiempo, sin embargo, ha quedado en duda la culpabilidad de Zepeda, en los términos en que el Frente Sandinista justificó su muerte. Hay mucha información que indica que en la decisión de ejecutar a Chicho Zepeda privaron mayores razones personales que disciplinarias. Muchos dirigentes han cogido distancia de este crimen e, incluso como se verá en el reportaje, han tratado de rescatar el nombre de este guerrillero para colocarlo entre sus héroes y mártires. La familia se ha negado.

Sección
Columnas