Luchador callejero

Columnas - 15.10.2018

“Por todas partes oigo el ruido de pies en marcha y a la carga… ¡Oh, muchacho! Porque el verano está aquí y el tiempo es excelente para protestas callejeras…” es parte del texto de la canción “Street Fighting Man”, producida por la banda británica The Rolling Stone en 1968.

Por sus conceptos creativos y características musicales hay cuatro álbumes cimeros, en la producción de los Stone: “Beggars Banquet”, “Let It Bleed”, “Sticky Fingers”  y “Exile on Main Street”, todos producidos por el Jim Miller, en una etapa que va de 1968 a 1972. De este periodo es “Street Fighting Man” (Luchador Callejero), que aparece en el primero de estos cuatro álbumes mencionados.

La canción se convertiría en himno de los estudiantes parisinos durante las revueltas del verano del 68 contra las políticas inflexibles de Charles de Gaulle, y fue asumida por los jóvenes norteamericanos en sus protestas contra la Guerra de Vietnam.

Las canciones de The Rolling Stone son simples y pegajosas. Son canciones de la calle, con la filosofía de la calle, retratando lo que ocurre en la calle. Tal es el caso de “Street Fighting Man”, esta y otras canciones de los Stone reflejaron la actitud rebelde de los jóvenes, ante la autoridad de los círculos de poder que manejan la sociedad. Queremos un mundo, y lo queremos ahora, era la urgencia de una generación que se opuso al tradicional esquema de valores de sus padres y abuelos, intentando cambiar el mundo bajo el lema “Prohibido Prohibir”.

cedeno598@hotmail.com

Sección
Columnas