“Para luchar y quererte”

Columnas - 14.01.2019

A mediados de los años 70 nos encontramos muchos textos del canto latinoamericano que abordan la temática del amor en tiempos de lucha. Es la poesía de Mario Benedetti una de las que más aporta textos de canciones, que se antepusieron a aquellas baladas repetidas, esquemáticas y facilongas. El amor es una creación perpetua que genera cada día situaciones nuevas, siendo en realidad un tema más complejo del que proponen esos primitivos esquemas.

En la literatura nicaragüense es la poesía de Ernesto Cardenal la primera donde confluyen el amor y la lucha. En el canto nicaragüense, es Luis Enrique Mejía Godoy el primero que aborda el amor en esos tiempos de libertades confiscadas con su canción “Para Luchar y Quererte”, compuesta en 1974, siendo el tema que le da el nombre a su tercer disco.

Es una canción singular, diferente a todas las que nos podamos encontrar en el cancionero nicaragüense. “Para Luchar y Quererte” tiene una estructura poco común, pues solamente posee estrofas y no tiene un estribillo que se repita varias veces; la rima es irregular porque está en función de la melodía, que nos va proponiendo nuevas frases musicales en la medida que se desarrolla el texto. Es una canción que rompe con los esquemas tradicionales y pertenece a esa familia de composiciones que se denominan “Canción Río”, siendo breves, dinámicas, que nos llevan a través del texto y la música a un clímax y conclusión, propios de las canciones bien hechas.

cedeno598@hotmail.com

Sección
Columnas