La vida de Mirandita, el pequeño gigante de la televisión nicaragüense

Perfil - 03.05.2021
MAGAZINE09

Su trabajo de casi medio siglo en la televisión nacional dejó huella. Recorrió varios países del mundo gracias
al Festival OTI y apoyó a causas como el Teletón y el Hogar Zacarías Guerra

Por Abixael Mogollón G.

Cuatro jóvenes presentadores rodean a un señor de graciosa sonrisa en el plató de una de las revistas matutinas más vistas del país. Lo observan con cariño y admiración. Las tres presentadoras se emocionan al punto de las lágrimas al recordar momentos vividos en televisión junto a Óscar Miranda, durante un programa en homenaje a los 41 años de su trabajo en Televicentro Canal 2.

Entre ellos está Iván Peña, quien en vivo recuerda el día que llamó por primera vez a Miranda.

—Recuerdo el día que lo llamé y le dije: don Óscar Miranda, yo quiero trabajar en Canal 2. Usted me dijo que estaba en un almuerzo, que le encantaba la idea y que habláramos después.
—Y así fue y estamos aquí. A pesar de tus idas y venidas —le respondió el veterano de la televisión.

La carrera en la pequeña pantalla de Mirandita, como lo conocían cariñosamente, fue de casi medio siglo. Muchos lo llamaban el “pequeño gigante de la televisión” porque vio pasar ante sus ojos los avances de esa industria del entretenimiento, espectáculos de primera calidad y grandes artistas internacionales que llegaron a Nicaragua.

En ese segmento que se transmitió en 2013 Mirandita estaba en su salsa. Alegre, risueño y bromista, pero también sensible y casi llorando cuando en un momento los presentadores, camarógrafos y el equipo de Canal 2 le aplauden como homenaje.

“¡No me jodan, que me van hacer llorar!”, soltó con una gran sonrisa.

***

La madrugada del 30 de marzo de 2021, Ronald Abud Vivas se despertó inquieto y algo asustado. Revisó su celular para ver la hora y miró un mensaje de texto de un amigo que le comunicaba que Mirandita había muerto hace pocas horas.

Junto a un joven Camilo Sesto. Reproducción Óscar Navarrete

“En ese momento de la madrugada lloré y lloré por mi amigo. Pero algo me hizo pensar que quizás era una equivocación y decidí llamarlo con la esperanza de que me contestara”, cuenta el director del Ballet Folclórico Nicaragüense.

Pero la llamada fue contestada por Madeline, esposa de Mirandita y quien le confirmó el fallecimiento a causa de dos infartos producto de una anemia aguda que tenía.

Abud Vivas de nuevo lloró, pero esta vez con Madeline. Se consolaron y al terminar la llamada se quedó sentado en la cama recordando la amistad que tuvo durante tantos años con el publicista y productor de televisión.

Se conocieron en 1981, en Canal 6. Óscar Miranda en aquellos años trabajó en diversos eventos tanto en ese canal de televisión como en Canal 2.

Abud Vivas era director artístico y asegura que recibió un fuerte apoyo por parte de Mirandita.

“Fue mi ángel de la guarda. Me dio todo el apoyo humano que un trabajador requiere cuando llega nuevo a una empresa”, dice al otro lado del teléfono con voz entrecortada.

Durante esos años recuerda las primeras incursiones de Miranda frente las cámaras de televisión como presentador.

Al comienzo cuenta que le costaba y tenían que hacer varios cortes hasta que la presentación salía bien y que con el tiempo fue ganando experiencia hasta que comenzaron a salir en programas en vivo.

El director del Ballet Folclórico Nicaragüense reconoce que el aporte de Óscar Miranda a este grupo de artistas fue clave, ya que lo conectó con patrocinadores y medios de comunicación.

Luis Enrique Mejía.

“Óscar fue un mecenas del Ballet Folclórico y apoyó a muchos artistas para que se presentaran en televisión de manera digna. No voy a decir nombres, pero apoyó a muchos grandes artistas nacionales”, comenta Vivas.

En noviembre de 1984 Mirandita y Abud Vivas estaban en México durante el festival de la OTI de ese año. Ahí ocurrió una de las anécdotas más divertidas que tenían en común.

Estaban en una terraza y pidieron unas aguas de horchata. El mesero llega y le pregunta a Mirandita si quiere la suya con popote.

Mirandita y Vivas se quedan viendo sin saber qué responder, a lo que el primero le dice al mesero: “Sí, con popote, pero solo la mitad”.

Llega el mesero con los dos vasos y los popotes, que así les dicen a las pajillas en México, y con cara de confusión les suelta: “Ahí están las aguas con popote, ustedes pártanlos por la mitad”.

Hernaldo Zúñiga.

“Nos pusimos a reír porque nosotros creíamos que eso de popote era alguna vainilla o algo que se le ponía a la horchata. Pasaron los años y nos reíamos de la historia de los popotes en México”.

Vivas dice que tras la muerte de su amigo quedó pendiente una comida que habían planeado cuando “la pandemia bajara” y que finalmente nunca se dio.

“Siento que es un capítulo que no cerré de mi relación de amistad con Óscar Miranda. Todo fue tan rápido que ni hubo ceremonia de despedida. Fue un hombre que trascendió la farándula. Espero poder ir a su misa de aniversario”, dijo como consuelo.

***

Óscar Iván Miranda Uriarte, nació en Managua el 20 de enero de 1943. Estudió la primaria en el Colegio Loyola, la secundaria en el Miguel de Cervantes en el turno nocturno y la carrera de periodismo en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN).

Uno de sus primeros trabajos fue en el diario Novedades, propiedad de los Somoza. Ahí comenzó muy jovencito como “office boy” y luego por sus méritos fue encargado de dirigir el departamento de anuncios de dicho diario. Ahí fue donde comenzó a sentirle gusto a la publicidad.

Mirandita da el salto a la televisión en 1968, cuando entra a trabajar en el estatal Canal 6.

Durante esos años es que comienza a darse a conocer. Porque, según sus amigos, Mirandita se daba a conocer con todos, desde el vigilante y las vendedoras ambulantes que rondaban el canal de televisión, hasta con los altos cargos y periodistas.

El promotor cultural Wilmor López recuerda que lo conoció a inicios de los años 80 en el Sistema Sandinista de Televisión.

“Era el hombre dinámico y el gran promotor de la televisión en ese entonces. Era entusiasta, estábamos ante un gran productor. Tenía el don de la comunicación”, recuerda López.

En Canal 6 llegó a ser el hombre más importante de aquel canal televisivo porque era el encargado de la venta de anuncios.

Alexis Argüello.

En aquellos años, en Nicaragua solo existían el Canal 6 y el Canal 2. En una entrevista Mirandita recuerda como la programación iniciaba de seis de la tarde a diez de la noche.

“Solo eran cuatro horas. Nosotros un 1 de mayo iniciamos la programación más temprano como a las cuatro de la tarde con novelas y así fuimos haciendo más larga la programación. Hasta que vino el terremoto de 1972”, dijo en una entrevista.

Meses antes del terremoto, en mayo de ese año Octavio Sacasa Raskosky le ofreció hacerse con la gerencia de ventas de Canal 2 y ahí comenzaron los 41 años de trabajo en uno de los canales de televisión que llegó a ser durante muchos años de los más vistos en Nicaragua.

Se casó con Madeline del Carmen Romero Duarte, pero tiene tres hijos de una anterior relación. En total son cinco hermanos: Óscar, Soraya, Jeannette, Róger e Iván.

Iván y Róger siguieron los pasos de su padre en la publicidad. El primero comenzó en la agencia publicitaria JWT regional en Costa Rica, luego durante diez años fue el encargado de Mercadeo del periódico Hoy y actualmente es director ejecutivo de la Cámara de Industria y Comercio Nicaragüense - Costarricense.

Por su parte, Róger Miranda ha trabajado en varias agencias publicitarias y actualmente es gerente de Mercadeo de Grupo Unicomer.

Iván siguió los pasos de su papá. O. Navarrete

Iván recuerda que el amor por la publicidad les vino desde pequeños cuando su padre les contaba cosas de su trabajo, los llevaba a eventos y hasta les presentaba a artistas nacionales e internacionales.

“Todas las mises lo querían demasiado, porque, aunque él no era asesor de imagen la mayoría le pedían consejos y él siempre con una sonrisa se los daba, tanto que desarrolló una bonita amistad con Luisa Amalia Urcuyo, Miss Nicaragua 1993 y también con Ana Sofía Pereira, Miss Nicaragua 1991, que lo invitó a su boda. Ayudó al proyecto de Miss Teen de Xiomara Blandino”, recuerda Iván.

Entre las personalidades artísticas que la familia Miranda conoció están Enrique Iglesias, Juan Luis Guerra, María Antonieta de las Nieves, Don Francisco, los hermanos Mejía Godoy y Hernaldo Zúñiga.

Con este último Mirandita siempre tuvo una especial amistad. Cada vez que el cantautor venía a Nicaragua tenían largas pláticas y almorzaban juntos.

La familia Miranda conoció a varios artistas internacionales.

Uno de los trabajos que más disfrutó el publicista fue cuando durante varios años le tocó acompañar a los representantes de Nicaragua en el festival OTI internacional que inició en noviembre de 1972.

Nicaragua participó por primera vez en 1974, pero fue noticia mundial cuando en 1976 ganó el primer lugar con la canción Quincho Barrilete, de Carlos Mejía Godoy, interpretada por Eduardo González.

A varios de estos festivales acudió Mirandita como representante de la televisión nicaragüense.

En 2018, antes de que estallaran las protestas políticas y la represión del régimen de Daniel Ortega, Mirandita había iniciado su vuelta a la televisión luego de un tiempo apartado de las cámaras.

Junto a la Chilindrina.

Lanzó un programa que se llamaba Don Domingo Regalón, que tuvo diez episodios en el canal 14 Vos TV. Pero con la crisis política los patrocinadores fueron cautelosos y optaron por retirarse.

En sus últimos años Óscar Miranda estaba enfocado en la administración de la Radio 800, donde tenía un programa los fines de semana, también apoyaba al Hogar Zacarías Guerra y era parte de la junta directiva del Teletón.

Sobre esta labor del Teletón en 2013 dijo que se sentía orgulloso de formar parte de esta iniciativa desde su inicio, y que gracias a la televisión su trabajo lo había llevado por el mundo.

“Yo siempre he estado en el Teletón. Siempre voy a estar, voy a morir yo y el Teletón se quedará con otra gente. El mío ha sido un trabajo divertido. Es diversión y entretenimiento. Este trabajo me ha llevado por el mundo”.

Trajo al Chavo del 8

Óscar Miranda fue uno de los organizadores de la llegada del elenco del popular programa El Chavo del 8. En 1974 voló hasta México para firmar los contratos y ahí conoció a Roberto Gómez Bolaños, conocido como Chespirito.

“Había mucha euforia con Chespirito, el público te lo pide y vos le cumplís. A mí me tocó ir a México para hacer la contratación de los artistas. Venían al Canal 2 y al Teatro Carpa, pero uno se hacía cargo de sus presentaciones y tenía que arreglar todo”, contó el veterano de la televisión en una entrevista con MAGAZINE.

Su amistad con la española

Fue muy amigo de doña Asunción Ortiz, administradora del Teatro Carpa Rubén Darío. Ortiz era una empresaria del entretenimiento que había traído a Nicaragua a varios artistas internacionales, sobre todo de Europa.

Gracias a su nacionalidad española, Ortiz lograba hacer contactos y traer a grandes artistas de talla mundial.

Mirandita y ella tuvieron una fuerte amistad ueño gigante de la teleporque trabajaron en varios montajes de espectáculos. El Teatro Carpa estuvo instalado varias veces cerca del Hotel Intercontinental, en Managua.

Programas especiales

En los años 80 estuvo a cargo de montajes de eventos especiales que llevaban por nombre Musicales y Espectáculos. También estuvo al frente del Festival Gastón Pérez. Además, grababa especiales mensuales de televisión con presentaciones de artistas nacionales

Sección
Perfil