Animales que no creía venenoso

Periscopio - 13.05.2019
Animales

Por lo general, el veneno se asocia más con las picaduras de insectos y las mordeduras de los reptiles. Sin embargo, esta sustancia versátil e inyectable también es usada como modo de defensa por otros tipos de animales. Estos son algunos animales que, según National Geographic, son venenosos.

Puede leer: ¿Sabe por qué canta el gallo al salir el sol?

Loris perezosoanimales

Son los únicos primates venenosos. Cuando levantan los brazos es una postura defensiva y lo hacen para facilitar el acceso a la glándula braquial productora de toxinas. El animal lame esta glándula, porque al mezclar la toxina con su propia saliva puede propiciar una mordedura venenosa.

Le puede interesar: La amenaza de  Yellowstone

OrnitorrincoAnimales

Es una de las cinco únicas especies de mamíferos que ponen huevos. Este animal de aspecto divertido produce veneno que evolucionó para causar dolor, principalmente en otros ornitorrincos. Los machos poseen un conjunto de espuelas en sus patas traseras para inyectar el veneno en otros machos en aras de proteger su territorio. Los humanos que han sido envenenados por un ornitorrinco experimentan un dolor insoportable que, si bien no es mortal, tampoco puede mitigarse con analgésicos tradicionales.

Lea también: La montaña más peligrosa del mundo

Musarañasanimales

Son mamíferos pequeños parecidos a los topos que a veces se confunden con ratones. Pero a diferencia de la mayoría de los mamíferos, algunas especies de musarañas son venenosas. Una de ellas es la musaraña de cola corta, Blarina brevicauda. En esta especie el veneno se puede transferir a sus objetivos de múltiples maneras: a través de espinas, aguijones o garras.

Puede interesarle: La tribu que come cenizas de muertos

Caracoles conoAnimales

Son un grupo de caracoles marinos depredadores. Los caracoles cónicos tienen un diente hipodérmico en forma de aguja para inyectar a sus presas su veneno paralizante. Su veneno es un cóctel de toxinas que paraliza a sus presas, desorientándolas y entrando en un estado de shock hipoglucémico. El veneno de algunas especies es incluso lo suficientemente potente como para acabar con un ser humano. Este molusco es uno de los animales más venenosos de la Tierra.

Sección
Periscopio