El origen de los cerditos de alcancía

Periscopio - 14.10.2019
Blue shiny piggy bank on dark reflection black floor with loaft cement wall background with copy space

La gente ahorra dinero desde mucho antes que existieran los bancos. Nada más que antes lo hacía en cajas, frascos, vasijas o cualquier contenedor de su preferencia. En excavaciones realizadas en asentamientos griegos y romanos se hallaron objetos hechos generalmente de materiales baratos que tenían ranuras y se usaban para acumular monedas.

¿Cómo esos recipientes primitivos se transformaron en el cerdito que hoy es símbolo universal del ahorro? La BBC Mundo tiene cuatro teorías.

1. Confusión de nombres: Durante la Edad Media en Europa del Este las personas usaban un material barato parecido a una arcilla de color anaranjado para crear sus recipientes y guardar el dinero. Ese material fue bautizado en inglés como “pygg”, y las vasijas que se fabricaban con él eran conocidas como “pygg jars” (jarras o tarros pygg, en inglés). El parecido entre las palabras “pygg” y “pig” (cerdo) dio lugar a confusiones. En el siglo XIX, los alfareros ingleses recibían pedidos para producir alcancías y comenzaron a crearlas en forma de cerdo por la confusión del idioma.

2. Engordar al cerdo: Otra hipótesis es que, en la sociedad occidental, los cerdos eran “las alcancías” de la gente pobre que los “rellenaba” con sobras de comida. Por eso se cree que la reproducción de los cerdos en miniatura como alcancías viene a representar esa costumbre de “ahorrar” por parte de las familias con menos recursos.

3. Tradición china: Una tercera teoría es que las alcancías con forma de cerdito se originaron en China durante la dinastía Qing, entre los siglos XVII y XX. Los cerdos son considerados animales sagrados para la cultura china y simbolizan abundancia y riqueza. Por ello, se dice que la gente comenzó a diseñar sus alcancías con la forma de este animal para almacenar su dinero.

4. Cerdos indonesios: Una cuarta creencia es que las alcancías con forma de cerdo nacieron en Indonesia. De hecho, algunos bancos del país tienen como símbolo un jabalí o una especie de cerdo salvaje. Varios museos indonesios (pero también de diferentes partes del mundo) tienen en sus vitrinas esculturas con forma de cerdo generalmente hechas de arcilla que datan del siglo XIV y XV. Lo cierto es que para ese entonces las rutas comerciales entre Europa, China e Indonesia eran muy transitadas, por lo que es muy probable que la idea de la alcancía con forma de cerdo fuese importada por varios pueblos.

Sección
Periscopio