El origen del lago artificial de Apanás

Periscopio - 05.04.2021
316-MAG-PERISCOPIO-1

Los mayores proveedores de agua para Apanás son los ríos Jigüina, Tuma, San Gabriel, Mancotal, el Lago de Asturias y siete riachuelos.

En el origen del lago artificial de Apanás, cuando el caudal del río Tuma inundó el valle de Apanás, según sus pobladores, se formó un primer embalse natural. Tres empresas europeas construyeron el sistema de aprovechamiento en cascada y montaron las turbinas que abastecerían de electricidad a toda la región.

En un principio, la obra era de capital privado, pero al ser declarada obra de interés público pasó a manos del estado, lo que interrumpió su crecimiento regional. Actualmente, esta planta es una de las principales generadoras de energía de la red eléctrica nicaragüense.

Dentro del lago está el “Morning Glory”, un gigantesco embudo que sirve para absorber el agua cuando Apanás alcanza su máximo nivel. Con el paso del huracán Félix por Nicaragua en 2007, el embudo quedó bajó el agua dejando clara su insuficiencia. Entonces, decidieron construir el que sería el cauce más grande Nicaragua, hasta ese momento. Este mide 25 metros de ancho por 10 de alto y conduce el agua desbordada al sistema de presas, Asturias.

En 2001, el lago de Apanás fue declarado Humedal de Importancia Internacional (sitio RAMSAR), ya que es un refugio para la conservación de la flora y fauna silvestre mesoamericana.

Sección
Periscopio