El poder del labial rojo

Periscopio - 11.11.2018
labial rojo

Sensualidad, rudeza, femeneidad, estilo, son algunos de los conceptos que se asocian al lápiz labial rojo, el emblemático cosmético que nunca pasa de moda. Aunque actualmente se considera glamuroso, no siempre fue así.

Le puede interesar: Solo en Rumania existe un cementerio con humor

Antes del siglo XX, las barras de labios se vendían envueltas en papel de seda, pero en 1915 todo cambió, cuando se hizo el primer labial en tubo de metal. Desde entonces, millones de mujeres tuvieron acceso a este práctico formato. El labial comenzó a verse como una señal de empoderamiento.

Lea: Los besos podrían funcionar como un remedio emocional.

En la década de 1940, el lápiz labial rojo se había convertido en un elemento básico de Hollywood. Sin embargo, por esa época el dictador Adolf Hitler había expresado su disgusto por el cosmético. Esto hizo que se transformara en una especie de declaración política durante la Segunda Guerra Mundial.

Además puede leer: ¿A dónde van las monedas de las fuentes famosas?

Así, mientras Hitler lo odiaba, mujeres como Marilyn Monroe, Rita Hayworth y Elizabeth Taylor le “declaraban la guerra” llevando labios rojos.

El lápiz labial rojo se usó por primera vez para protestar en Nueva York. Sufragistas que salieron a las calles con los labios pintados de rojo luchaban por el voto.

También lea: Yoyó: El segundo juguete más antiguo

A finales de la década de 1940, el 90 por ciento de las mujeres estadounidenses usaba el lápiz labial. Esta tendencia había sido alentada con el famoso cartel “Rosie, la remachadora”, personaje que por supuesto llevaba los labios rojos y era un símbolo de las mujeres que trabajaban en fábricas. Más tarde, se transformó en un símbolo de feminismo.

Semanas atrás en Nicaragua este color de labial se convirtió en una forma de protestar en las redes sociales contra el régimen de Daniel Ortega. La campaña trascendió fronteras.

Sección
Periscopio