Sheynnis Palacios, Miss Mundo 2020: "Casi muero a los cinco años"

Periscopio - 09.03.2020
Sheynnis Palacios

Es la nueva representante de la belleza en Miss Mundo Nicaragua 2020, tiene 19 años, es originaria de Managua y estudia tercer año de Comunicación Social en la Universidad Centroamericana (UCA). En 2016 ganó la corona de Miss Teen Nicaragua.

A Palacios le encanta bailar samba, comer arroz aguado y la pone ansiosa salir a un escenario a modelar, pero afirma que le encanta participar en concursos de belleza porque puede representar orgullosa a Nicaragua.

 

¿Cómo se describiría en tres adjetivos?
Positiva, agradecida y perseverante.

¿Cuál fue su juguete preferido cuando era pequeña?
Un pelón grande. Siempre lo cargaba y le puse Sofía.

¿Qué olor la traslada a su infancia?
La colonia Mennen.

Música favorita para bailar.
Samba. Todo lo que sea música alegre.

Refrán favorito.
Al que madruga, Dios le ayuda.

Lea también: Ana Rodríguez: "Quiero que podamos expresarnos libremente sin ser reprimidos"

¿Algún talento oculto?
Puedo tocar mi nariz con la lengua (ríe).

¿Qué quería ser de adulta cuando era niña?
Doctora.

¿Ha estado a punto de morir?
Sí. Cuando tenía cinco años una espina se me atravesó en la garganta, mientras estaba tomando una sopa de pescado.

¿Cree en Dios?
Sí. Soy una mujer de mucha fe. Soy católica y también creo en la Virgen María.

¿Qué la pone nerviosa?
Me pone ansiosa salir al escenario a modelar. Me pone ansiosa tener una reunión o cuando siento que no tengo completo conocimiento sobre algún tema.

¿Cuál es tu pasatiempo favorito?
Me encanta caminar. Puedo recorrer hasta 15 kilómetros sin parar porque lo veo como un momento para reflexionar.

Lea además: Jorge Ramos trabajó como mesero cuando llegó a Estados Unidos

¿Qué comida no puede rechazar?
Canelones, sushi y arroz aguado.

¿Qué animal le gustaría ser?
Me encantan los caballos. Me identifico con el caballo andaluz porque tiene porte, presencia y elegancia.

Si fuese capaz de cambiar algo en el mundo, ¿qué cambiaría?
La falta de práctica de valores.

¿Qué ha sido para usted lo más duro en estos meses de crisis?
Lo más difícil fue irme dos meses del país al extranjero. Aprender de manera abrupta ser independiente.

Un mensaje para los nicaragüenses.
Que a pesar de las dificultades que se nos presenten no debemos de darnos por vencidos. La unión hace la fuerza. Creamos en nuestras capacidades. Somos capaces de lograr todo lo que nos propongamos.

Sección
Periscopio