262-mag-calpicar3

Con barras y mazos los hombres convierten las rocas en pequeñas piedras que pasan al horno.

Sección