Famosos con aire criollo

Reportaje - 26.07.2009
Famosos con el aire criollo

En cada pueblo o ciudad existe alguno que otro personaje más allá de la política, los medios y el dinero

Luis E. Duarte

No se necesita ser guapo para ser popular, ni salir en la televisión para que todos te conozcan. Pregúntenle a Esteban Marenco, mejor conocido como Clodomiro el Ñajo o a la Adela Matraca, en León, famosa por su vocabulario sin tapujos o a Martha Chola, en Granada, líder del sindicato de limosneros.

Augusto Cermeño, periodista granadino, menciona a algunos personajes populares del ambiente sultaneco como Chanito, el dueño de una ferretería que adquirió su fama por pinche, aunque acumuló mucha plata casi no gastaba ni en su familia.

Siempre aparecen nuevos ingredientes humanos al ruido cotidiano, a pesar que con el paso del tiempo algunos personajes van desapareciendo como Mariana Sánchez la Marucha, vendedora del vigorón más popular de la ciudad, así como Pancho Hermoso y Pancho de los Bollos, “varones que se creían guapos y elegantes, uno llegaba a los seis pies, el de los bollos andaba con una moneda tirándola para arriba”, sostiene Cermeño.

El periodista recuerda también a la Quiricuaca, una mujer vestida con múltiples colores, faldas largas de lentejuelas y muchos collares, se pintaba horrible las cejas y labios, hasta convertir a su apodo en adjetivo. A todas las mal arregladas se les dice: “Parecés quiricuaca”

Sección
Reportaje