Mercedes Benz de Somoza en subasta

Reportaje - 22.02.2009
Mercedes Benz de Somoza

En el mundo de los coleccionistas de autos antiguos está en puja uno de los famosos Mercedes Benz que formó parte de la flota vehicular del ex Presidente de Nicaragua, Anastasio Somoza Debayle quien murió en Paraguay dentro de una limusina blanca de la misma casa de autos

Adelayde Rivas Sotelo
Fotos Cortesía de Motoring Investments

Bajo el título “El Mercedes de Somoza”, Brian Peters, dueño de la compañía Motoring Investments, puso a la venta a través del famoso sitio de internet destinado a la subasta de productos www.ebay.com, el emblemático Mercedes Benz 300d que perteneció a la flota vehicular de Anastasio Somoza Debayle (1925-1980).

Según esta página web, el Mercedes Benz se encuentra en San Diego, California, Estados Unidos, y está en venta por la suma de 240 mil dólares. El auto de colección posee un espacio que servía como especie de minibar, un radioteléfono, un porta bandera, el Escudo de Nicaragua como emblema, una luz azul para desfiles y hasta una placa que dice “Nicaragua Libre” con numeración MA-1. El automóvil supuestamente llegó a Estados Unidos en 1980.

Brian Peters explicó que el actual dueño del Mercedes Benz es un americano que compra carros antiguos como inversión, contrario a un coleccionista que los compra para tenerlos como piezas de exposición.

“Motoring Investments es una empresa encargada de mercadear y restaurar carros antiguos a nivel internacional, y específicamente en el caso del Mercedes Benz 300d de Somoza no hicimos mucho, sólo probamos si estaba en buen estado”, explicó Peters.

Magazine/La Prensa/Cortesía/La Estrella de Nicaragua.
Magazine/La Prensa/Cortesía/La Estrella de Nicaragua.

***

Desde 1936 hasta 1979 Nicaragua era gobernada por la familia Somoza, quienes acumularon una fortuna calculada en 100 millones de dólares. Dentro de esa fortuna se puede contar la franquicia de la Mercedes Benz.

El Mercedes Benz era una marca de vehículo desde entonces reconocida como un carro poderoso. Estos adjetivos hicieron que el Mercedes Benz fuera un icono para la imagen de Somoza. “Ser propietario de un Mercedes Benz era señal de un hombre que había alcanzado la cima”, apuntó Peters.

La historia refiere que el 17 de septiembre de 1980 Anastasio Somoza Debayle recorría las calles de la lujosa Avenida España en Asunción, Paraguay, en otro elegante Mercedes Benz de color blanco, cuando un cohete lo aniquiló junto con su fiel conductor Julio César Gallardo.

Anastasio Somoza Debayle oficialmente ordenó el Mercedes Benz el 14 de septiembre de 1957. Éste se comunicó a la fábrica Daimler-Benz Aktiengesellschaft ya que el vehículo debía estar equipado con accesorios extras y muy especiales.

“Entre las especificaciones que Somoza solicitó fueron que el motor debía ser construido con un ajuste en la torsión, lo cual iba a permitir arrancar con rápidez y fuerza, aire acondicionado, radioteléfono, sirena militar, y una lámpara azul de parpadeo en el frente, la cual sería usada en los desfiles oficiales del mandatario”, dijo Peters.

“Somoza declaró que el empleo de este vehículo no requería de blindaje y una vez que fue terminado por la fábrica, el 2 de marzo de 1958, el Mercedes Benz 300d fue embarcado a Nicaragua en el buque S.S. Hein Hoyer, perteneciente a la línea de transporte marinos Hanseatic Vaase”, declaró el empresario.

Veinte años más tarde, el 14 de diciembre de 1977, Anastasio ser considerado como una pieza de museo y un tesoro nacional, por lo que Gallardo se comprometía a que éste nunca saldría de tierras nicaragüenses.

“Gallardo mantuvo su palabra mientras estuvo en Nicaragua. Él restauró la limusina y el 4 de agosto de 1978 el Club de Vehículos Clásicos de Nicaragua le concedió el primer lugar en el concurso de Elegancia”, explicó Brian Peters.Fotos Cortesía de Motoring Investments

***

Brian Peters reveló que el nombre de la persona que embarcó el Mercedes Benz hacia los EE.UU. a inicios de 1980 fue el mismo Carlos José Mendoza, el funcionario asignado por Somoza para dirigir la compañía de autos en Managua. “Desde esa fecha hasta la actualidad la limusina ha pasado por diferentes dueños, todos de nacionalidad americana”, señaló el empresario.

Sin embargo, el primer dueño del Mercedes de Somoza en EE.UU. fue el señor Anthony Pettit, según consta en el documento que el señor Peters proporcionó a este medio, donde la Daimler-Benz Aktiengesellschaft le facilita a Pettit toda la información referente al historial de fabricación y las características particulares de la limusina.

La carta está fechada del 7 de agosto de 1980, un mes antes del asesinato de Somoza, donde a su vez muere Gallardo, lo cual lleva a suponer que Carlos José Mendoza, sea en su carácter personal o como funcionario de la Mercedes Benz, tenía el debido poder legal para ejecutar dicha transacción y/o exportación.

¿Pasó el carro a manos de la empresa Mercedes de Nicaragua y/o del señor Carlos José Mendoza? ¿Cómo es que se vendió el Mercedes? ¿Quién recibió el dinero que pagó el comprador Anthony Pettit? ¿Podríamos ver este auto de vuelta en Nicaragua como la pieza de museo que acordaron Somoza y Gallardo?

Estas preguntas quedan todavía por aclarar por parte de algún estudioso cronista de la saga de los Somoza…

Fotos Cortesía de Motoring Investments
En septiembre de 1957 Somoza Debayle ordenó a la fábrica el vehículo que debía estar equipado con accesorios especiales: aire acondicionado, radioteléfono, sirena militar, y una lámpara azul de parpadeo en el frente.

***

La Mercedes Benz fabricó un total de 3,077 limusinas modelo 300d que se vendieron en todo el mundo, y de cuales un buen número han sobrevivido como coches históricos. En 1957, cuando Anastasio Somoza Debayle dió a fabricar el suyo, la versión “normal” tenía un valor de 27 mil DM (Deutsche Marks, moneda alemana). Hoy comprar un carro de ese nivel costaría sin duda más de 100 mil dólares, sin incluir el tipo de extras que Somoza ordenó a la fábrica.

La última información que obtuvimos de eBay es que el 7 de febrero de este año el Mercedes Benz, que por 20 años perteneció al presidente Anastasio Somoza había sido retirado de la subasta. No se pudo saber si por haber sido vendido a un comprador anónimo o si las ofertas nunca llegaron al mínimo determinado, que tampoco reveló el famoso puesto de ventas por internet.

Acta de compra firmada por Anastasio Somoza Debayle y su chofer particular, Julio César Gallardo.

Sección
Reportaje