Políticos online

Reportaje - 30.05.2010
La-tecnología-online

La tecnología ha llegado a la política y los rostros que antes usted veía en los mitines ahora se los puede encontrar en facebook, twitter o escribiéndole a su correo desde los omnipresentes blackberry que parecen ser ahora lo que los megáfonos fueron para los políticos de antaño

Tania Sirias

El sol nace para Dionisio Marenco cuando enciende su pequeña computadora personal a eso de las cinco de la mañana. Revisa y contesta correos, lee los diarios y hace cálculos de sus trabajos. Puede llevarse dos horas en esto. Con esa ventana al mundo que es su computadora, Marenco trata de sustituir en parte al teléfono que dice lo vuelve loco. En sus tiempos de Alcalde de Managua llegó a recibir hasta cien llamadas en una hora. “No hay cosa a la que le huya más que a estos aparatos”, dice Marenco.Ahora lo maneja casi todo el tiempo apagado.

Cada personaje lleva los nuevos tiempos a su manera. La tecnología también ha llegado a los políticos. Y los hay desde los que pasan conectados en las redes sociales a la caza de “fans” o adeptos, que no pueden vivir ya sin su blackberry hasta aquéllos que prefieren seguir haciendo su oficio a la antigua, sólo hablando a masas congregadas.

Para el ex alcalde de Managua las nuevas tecnologías ayudan, “pero son como un vicio, ya que uno se vuelve adicto”. Su primer contacto con las redes sociales fue en facebook. Comenzó jugando, y ahora tiene una red de cinco mil amigos, y mil solicitudes en espera, pues ya agotó sus cupos.

“A mí me gustan las nuevas tecnologías, me divierten mucho, por eso ya mandé a pedir el Ipad (nueva computadora tipo tablero de Apple). Es una manera de comunicarse, sobre todo cuando uno tiene
familiares en otro país, le sirve una barbaridad”, dice Marenco.

Afirma que el uso que la da a facebook es muy doméstico, pero mucha gente deja sus comentarios políticos, y otros le señalan los problemas de sus barrios. “La verdad que abrí mi página en facebook pues mi hija me sugirió que lo hiciera. Ahora me comunico con familiares que tengo en Argentina, Estados Unidos, México, y amigos en Europa y China”.

Durante la entrevista, se abren más de cinco ventanas de chat, Políticos todas con saludos y otras solicitando la próxima entrevista a Dionisio Marenco. “Y eso que no abrí mi página en twitter, badoo, y otras redes a las que estoy inscrito”, dice entre risas Marenco. Trata de contestarles a todos, aunque sea en la madrugada, pues su temor es causar algún enojo, explica el ex alcalde de Managua.

Fotos de Uriel Molina
Las nuevas tecnologías “son como un vicio”, afirmó el ex alcalde de Managua, Dionisio Marenco, pues se ha vuelto un adicto al Facebook, donde tiene una red de cinco mil amigos y más de mil solicitudes en espera.

***

Durante la campaña electoral del 2008, La Prensa preguntó a algunos candidatos y líderes políticos cuál era el “objeto indispensable en su vida”. Alexis Argüello, del Frente Sandinista, dijo que “nada”; Enrique Sáenz, del Movimiento Renovador Sandinista, señaló que “un libro”, y Eduardo Montealegre, candidato del PLC, dijo: “Mi blackberry”.

Montealegre se define como una persona orientada a la tecnología y considera que quien hoy no sepa moverse en el mundo de las computadoras y las redes sociales está atrasado. “Es básicamente un analfabeta tecnológico”, sostiene.

Se adelanta y muestra a Magazine la novedad en su página de facebook. Comenta que será más dinámica, muy parecida a la del presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Espera que con los nuevos cambios las personas que se agreguen a la página puedan opinar acerca de las leyes que se estén debatiendo en el parlamento.

Explica que la idea es fusionar la página de twitter, con la de “Vamos con Eduardo” en facebook, y hacer un solo grupo para las actividades política. Expresa que a diferencia de otros políticos, para él las redes sociales son muy importantes, sobre todo por el efecto multiplicador.

“Tal vez habrá personas que piensen que en Nicaragua mucha gente no tiene acceso a computadoras, pero eso no es cierto, quizás no sean los dueños de esas computadoras, pero hay gran cantidad de gente que tiene correo electrónico, y que utiliza los cibercafés para poder acceder a las redes”, habla convencido.

Para Montealegre lo más indispensable son sus dos blackberry, y su computadora personal. Con esos dos aparatos puede fusionar su trabajo y su hobbie, la fotografía.

“Mi primer contacto con la computadora personal fue en 1982. Vi que unos muchachos hacían los
cálculos más rápido, mientras yo me tardaba haciéndolo con mi calculadora, así que pensé que debía
aprender el uso. En cuanto a mi calculadora, aún la conservo, pues es muy buena. Incluso bajé el programa en la computadora, y la utilizo”, dijo el político.

Afirma que su celular permanece encendido las 24 horas, y su computadora personal descansa un poco más de cuatro horas, tiempo en el que él duerme. También gusta de la fotografía, y por eso acaba de adquirir una cámara Nikon D 300S.

“Co

Sección
Reportaje