“Soy más que una cara bonita”

Reportaje - 05.09.2010
"Soy más que una cara bonita". Magazine 5 septiembre 2010

Cristiana Frixione, Miss Nicaragua 2006, es uno de los rostros femeninos más conocidos de Nicaragua. Y aunque reconoce que su belleza le ha abierto algunas puertas, también dice le cierra otras porque es “un poco difícil demostrar nuestra parte intelectual, y que te tomen en serio”.

Tania Sirias

Llega minutos antes de la hora concertada al lugar donde se realizará la sesión fotográfica, algo poco común en el tradicional comportamiento nicaragüense. Baja de su vehículo, modelo nuevo y caro, con una maleta y un álbum de recortes con notas que en distintos momentos los medios han escrito sobre ella. Comenta que ha traído varios vestidos, “uno para cóctel, uno formal, y otro más casual”, incluso ya tiene en mente dónde se pueden hacer las tomas. Cristiana Frixione es el tipo de mujer que da la impresión de querer controlar todo, hasta el mínimo detalle. Durante la sesión luce preocupada de si la foto queda bien, que si ese vestido es el adecuado, o si el cabello cae de la manera perfecta.

Su rostro se encuentra por toda Nicaragua. Cristiana Frixione aparece sonriendo en revistas, pantallas de televisión, brochures, pequeños rótulos en los bulevares capitalinos, gigantescas vallas en la carretera… Con sus graciosos camanances invita unas veces a comprar un teléfono celular, o un electrodoméstico, y en otras anuncia alguna actividad de una fundación o invita a suscribirse a La Prensa, el Diario de los Nicaragüenses. El bello rostro de esta ex miss Nicaragua sólo compite con el del salsero Luis Enrique Mejía o el presidente Daniel Ortega, omnipresente en las vallas de carretera en busca de su reelección.

***

Al escuchar el primer flash sonríe a la cámara. Con el segundo levanta la ceja izquierda, y al tercero cambia de posición. Se ha vuelto una modelo experta. A pesar que sus labios se mantienen siempre sonrientes, su rostro no se nota relajado. Más bien parece un poco estresada, comenta el fotógrafo Bismarck Picado.

Miss Nicaragua 2006 confiesa que antes de ingresar al mundo del modelaje no se creía tan bonita. Es más, admite que era un tanto “marimacha”.

“Desde pequeña me gustaron mucho los deportes, era como un varoncito, todo el tiempo andaba con un balón de básquetbol, y gracias a eso me dieron mi beca en el colegio y en la universidad. También jugué en primera división, y fui parte de la selección nacional de baloncesto. Era una marimacha”, asevera Frixione.

Su rostro y cuerpo han cambiado. Está muy lejos de aquella muchacha que aparece sonriendo de manera natural al lado de sus compañeras del equipo de baloncesto. Las horas en el gimnasio, su operación en los bustos, y el maquillaje han forjado la nueva imagen de la embajadora de la belleza nica.

En ese nuevo mundo no caben los shorts, las camisetas sudadas, ni los zapatos deportivos. Todo eso es reemplazado por los vestidos ceñidos al cuerpo, y los tacones altos.

Su madre, doña Mayela Mendoza de Frixione, comenta que nunca le gustó la carrera de modelaje, y que uno de los requisitos que tuvo que cumplir Cristiana para participar en los certámenes de belleza fue concluir su carrera universitaria.

“Soy una persona respetuosa de la vida de mis hijos, pero la verdad no quería que participara en esos concursos, pues son una pérdida de tiempo. Se gana, pero también se pierde”, afirma categóricamente la madre.

Fotos Bismarck Picado y Uriel Molina

***

Quizás las razones que tenía doña Mayela para no querer que su hija ingresara a la industria de la moda son los estereotipos que se crean en torno a la mujer bonita.

Cristiana expresa que participar en los concursos de belleza es un arma de doble filo, ya que se logra hacer contacto con muchas personas, pero no todas te toman en serio.

“Después de participar en Miss Nicaragua decidí buscar empleo. Me había graduado de la Universidad Americana, en la carrera de Administración de Empresas, con honores Cum Laude. Fui a varias entrevistas, todos me recibían, pero lo que me pedían es que les contara mi experiencia en el reinado, y al final de la entrevista no se quedaba en nada”.

“La verdad, se me dificultó un poco conseguir trabajo, ya que tenía que demostrarle a la gente que viera más allá, que no era sólo una cara bonita, y que hicieran la conexión con mi perfil profesional. Miss Nicaragua me ayudó, pues las personas siempre me abrían las puertas de sus oficinas, pero es un poco difícil demostrar nuestra parte intelectual, y que te tomen en serio”, recalca Cristiana Frixione.

Actualmente es la directora de la Fundación Coen, institución que conoció durante el concurso de Miss Nicaragua. “La verdad nunca pensé trabajar para el grupo y la experiencia me ha gustado mucho”, dice Cristiana.

Explica que su trabajo consiste en elaborar programas de salud, medio ambiente y educación en las zonas rurales de Chinandega y Managua. También apoya el área de cultura y comunicación del grupo, pues tiene una buena relación con los medios, por su experiencia previa en los concursos donde participó.

Además de trabajar para el grupo Coen, Miss Nicaragua 2006 no abandona las pasarelas, y los deportes, pues afirma que son parte de su vida.

***

Quienes conocen muy de cerca a Cristiana Frixione la describen como una persona muy competitiva. Si se inscribe en una liga, si juega en un equipo, o si participa en un certamen de belleza, siempre va con la idea de ganar.

Jorge Jarquín ha sido novio de Cristiana por casi una década. A diferencia de su prometida, él es un hombre de poco hablar, prefiere la vida más sosegada, no le gustan los reflectores, y menos las entrevistas.

Se intimida frente a la cámara, pero su carácter cambia cuando habla de sus caballos. Además de administrar una empresa de transporte, se dedica a la crianza de caballos de raza española, con los cuales ha ganado premios en la feria ganadera Expica.

Recuerda que conoció a Cristiana cuando estudiaba el quinto año en el Colegio Americano, donde Cristiana era becada por ser parte del equipo de baloncesto.

“Ella es la primera jugadora que entró al salón de la fama del Colegio Americano. Siempre rindió en sus clases y en el deporte. Yo también soy deportista. Veo y juego, pero a la Cristiana lo que le encanta es jugar, incluso en este momento participa en la Liga de fútbol en la Meca. En el campeonato pasado quedaron en segundo lugar, y nadie pensó que clasificarían, pero ella es muy competitiva”, comenta Jarquín.

Afirma que ser el novio de una Miss Nicaragua no es tarea fácil y por eso se ha tenido que armar de mucha paciencia, y sobre todo ser muy tolerante, ya que los piropos siempre están a la orden del día.

“Uno debe tener una mente abierta, pues los latinos somos bastante celosos, pero si la empiezo a encerrar se me va zafar. Yo mejor le doy su libertad, cada uno de nosotros tenemos nuestras amistades y nuestros pasatiempos. Yo con mis caballos y ella con su modelaje”, dice Jarquín.

Fotos Bismarck Picado y Uriel Molina
Créditos: Lugar, Hotel Contempo Maquillaje: Jackeline García/ Lancome

***

Domingo 23 de julio de 2006. El Shrine Auditorium de Los Ángeles está a reventar. Cristiana Frixione, Miss Nicaragua, perfila entre las favoritas de la comunidad latina debido a la belleza y gracia de la modelo. Sin embargo a la hora de anunciar a las finalistas, la representante de Nicaragua se encuentra fuera de esa lista.

Karen Celebertti, gerente general de Silhuetas, recuerda ese episodio en la vida de Cristiana. “Ella era favorita de algunos medios de comunicación y del público (en Los Ángeles), pero la competencia fue muy difícil, ya que habían mujeres lindas. Había una lista de mujeres que podían llegar a la semifinal, y entre ésas estaba Cristiana”.

Celebertti lamenta que la inseguridad de Miss Nicaragua 2006 no la ayudó a la hora de desenvolverse en el concurso, pues tenían que decirle que ella estaba en igual condición que el resto de las chicas que se encontraban participando en Miss Universo.

“Había que darle a entender a la Cristiana que podía ganar. Nosotros desde afuera lo veíamos, pero ella no se lo creía y lo más importante en estos concursos es la actitud. No lo digo aquí en Nicaragua, porque aquí todo mundo te conoce y te aplaude, la cosa es allá cuando estás afuera y sola”, expresa Celebertti.

“Si la muchacha no tiene la suficiente fortaleza, no lo sabe proyectar. Cristiana es una persona muy determinada, pero un momento la sentí con falta de confianza. También en el país no existe la confianza en que una nicaragüense pueda ganar la corona de Miss Universo y eso es una lástima”, comentó Celebertti.

Sobre esa experiencia, Cristiana admite que no se consideraba muy bonita. “De pronto, estar ahí, en un concurso donde hay mujeres muy bellas, me provocó inseguridad. Esto lo fui superando y lo comprobé en los próximos concursos donde me sentí más tranquila, e incluso los disfruté mucho más que Miss Universo, tal vez porque tenía demasiada presión”.

Luego vinieron otros reinados importantes donde Cristiana Frixione empezó a destacarse más, y fue cuando obtuvo el primer lugar de Miss World University, realizado en Seúl, Corea.

En 2007 participó en el evento Miss Italia en el Mundo, donde resultó ganadora. “No se hizo tanta bulla sobre eso, pero la recibimos con la corona”, recuerda Celebertti.

Cristiana hoy ve hacia atrás y reflexiona sobre su experiencia en los certámenes de belleza. “Todo esto me ayudó a ser más independiente”, afirma.

Otra situación que aprendió a manejar fue su relación con los medios, pues siempre estaban encima de ella por ser una figura pública.

“Hablaron del rompimiento con mi novio, de la operación que me hice en los senos y muchas cosas más que me afectaron, pues siempre tendían a exagerar las cosas. Al final aprendí que no debo hacer caso a lo que se hable, hoy me da igual lo que piense o diga la gente. Soy una persona que no le hago caso al rumor”, expresó Miss Nicaragua 2006, Cristiana Frixione.

Un rostro muy conocido

Sin duda alguna, Cristiana Frixione Mendoza, Miss Nicaragua 2006, ha sabido explotar muy bien su belleza y gracia, ya que su rostro representa a una media docena de firmas comerciales de mucho prestigio.

Comenzó a destacarse en el mundo del modelaje cuando ganó el concurso Reina del Carnaval en 2004, Miss Nicaragua en 2006, y ese mismo año compitió por el cetro de Miss World University, realizado en Seúl, Corea , donde obtuvo la corona, la cual era disputada por 60 aspirantes en el mundo.

En 2007, Cristiana Frixione también participó en Miss Italia en el Mundo, certamen que se llevó a cabo en Jesolo, Italia, donde quedó en segundo lugar, recuerda Miss Nicaragua 2006.

Esta modelo nicaragüense afirma que a diferencia de Miss Universo, esta competencia fue más divertida, pues sentía menos presión.

“Todos estos certámenes me ayudaron a forjar un carácter más independiente, ya que durante el reinado de Miss Nicaragua estuve más tiempo fuera del país, y me acostumbré a viajar sola. Además logró desfilar en pasarelas europeas, norteamericanas, y centroamericanas.

Desde hace más de tres años que ya no compite por ningún cetro, pero su imagen sigue presente en los desfiles de moda nacionales.

Fotos Bismarck Picado y Uriel Molina
El rostro de Miss Nicaragua 2006 es uno de los más famosos que sobresale en las vallas de carretera y anuncios comerciales.

Sección
Reportaje