258-mag-pelo3

“No me afrento de mi enfermedad, pero extraño mi pelo. Si quiero me pongo la peluca, si no ando pelona. Cuando hace calor es hasta mejor. Pero es bonito poder tenerla y usarla cuando quiero sentirme mejor”, Geovana Gutiérrez Lezama, 15 años.

Sección