Anastasio Somoza García archivos - Magazine - La Prensa Nicaragua

Margarita Calderón, la madre del general Sandino

Margarita-Calderón

La madre de Sandino vivió en la pobreza, aunque descendía de familia adinerada. Soñaba tener casa propia y se la pidió a su hijo. Cuando ella murió la tenía, pero prendada con un usurero. Esta es la historia de Margarita Calderón Ruiz

El presidente de los 26 días

Leonardo Argüello

En 1947 Leonardo Argüello pasó de perder una elección a ganarla, de títere a rebelde y de presidente de la República a exiliado. Su reinado fue efímero, pero se le recuerda como el hombre que se le plantó a Somoza García y pagó por ello

Los nicas Fascistas

CARec

El fascismo italiano de Benito Mussolini tuvo sus fanáticos en Nicaragua. Querían un solo partido, acabar con las votaciones populares y el caudillo que escogieron para que gobernara con poder militar absoluto era Anastasio Somoza García

El último baile de Somoza

La familia de Miriam Pérez conserva pocas fotos

Miriam Pérez se llamaba la joven leonesa que bailó con Anastasio Somoza García poco antes que lo asesinaran. Era la Novia del Club de Obreros de León y sus familiares y una amiga recuerdan aquella noche que marcó la historia del país

El exilio de La Gacela, la novia de Somoza

243-mag-gacelaportada

Anastasio Somoza Debayle se enamoró perdidamente de una bella joven de Niquinohomo, y quiso casarse con ella. Sus padres se opusieron; él terminó casado con una prima y ella en el exilio. Esta es la historia de La Gacela

La Isla del Amor

La-Isla-del-amor

Un promontorio en el Xolotlán es conocido como escenario de los amores clandestinos de Anastasio Somoza García. Sobre las aventuras del dictador y esa delgada línea que hay entre leyenda y verdad, hablan los historiadores

La fortuna de los Somoza

Los Somoza posan en la casa hacienda El Porvenir

La familia Somoza fue una estructura de poder que convertía en oro todo lo que tocaba. Expropiaciones, ventas forzadas y monopolio de negocios fueron algunos de los instrumentos con que construyeron una fortuna cercana a los 500 millones de dólares de la época

Fortunas

En el reportaje que Magazine publica en esta ocasión, también queda claro que los momentos de mayor acumulación de riqueza de los Somoza fueron aquellos de tragedia: la Segunda Guerra Mundial y el terremoto de Managua.

El día que votaron las mujeres

Voto-femenino

Era domingo. Era 3 de febrero de 1957. Tras décadas de lucha, ese día las nicaragüenses salieron por primera vez de sus hogares rumbo a las urnas electorales

Los días en El Porvenir

Doña Julia García junto a su hijo Anastasio Somoza García y otros familiares.

En una finca cafetalera de 115 manzanas con una casona de amplios corredores ubicada en las afueras de San Marcos está el origen de los Somoza. En esta hacienda llamada El Porvenir, que sigue viva gracias únicamente a los recuerdos, están las raíces de una humilde familia que luego se convirtió en una de las más poderosas y adineradas en la historia de Nicaragua. De ahí salió el primero de la dinastía que gobernó al país por más de cuarenta años. Anastasio Somoza García

La Loma de Tiscapa

La Loma de Tiscapa

Durante casi sesenta años, La Loma de Tiscapa alojó a los actores de la congestionada vida política nicaragüense, desde cuando ahí se inauguró la primera Casa Presidencial en 1931 hasta que el FSLN perdió el poder en 1990. La mayor parte de este tiempo, la Loma, ahora convertida en parque, fue un feudo político y militar, icono de tortura y muerte

Leonardo Argüello

Valiosos recuerdos. Los familiares del presidente Leonardo Argüello

En febrero de 1947, bajo la supervisión de la Guardia Nacional, un blandengue tribunal electoral invirtió los resultados para favorecer al candidato de Somoza. Nunca sospechó el dictador que su marioneta quería en realidad tener vida propia. Leonardo Argüello fue ministro, llegó a gobernar y duró muy poco en el poder

“Yo podía salvar a Somoza”

César Amador Kühl

Una operación de rutina le habría salvado la vida a Anastasio Somoza García, considera medio siglo después el doctor César Amador Kühl, un neurocirujano a quien los Somoza consultaron poco después que Rigoberto López Pérez baleara al dictador. Al doctor Amador no le permitieron operar por la desconfianza política que sentían a su ascendencia conservadora