Lenín Cerna archivos - Magazine - La Prensa Nicaragua

Vida y muerte del doctor Alejandro Pereira, el "pereirista"

Alejandro Pereira

En los años ochenta, el doctor Alejandro Pereira estuvo injustamente preso durante catorce meses; perdonó a sus verdugos y años más tarde incluso los atendió en su clínica. Luego de una vida de trabajo, estaba listo para retirarse a disfrutar un merecido descanso, pero la Covid-19 le ganó la batalla.

Los espías del sandinismo

308-Mag-DGSEphoto01

La temible Seguridad del Estado fue asesorada y entrenada por cubanos, alemanes comunistas, rusos y vietnamitas. Dirigidos por Lenín Cerna, se convirtieron en grandes represores y torturadores de los nicaragüenses durante los ochenta. Hoy copan las instituciones del Estado

La trampa de Wanawás

271-Mag-Avión Contra1

En 1983 un avión contra es derribado en Río Blanco por fuerzas antiaéreas del EPS. Protagonistas de ambos bandos cuentan detalles de lo que en realidad fue una celada planificada por el Ministerio del Interior

Confesores sin sotana

266-mag-luism3

Un cardenal se confiesa con su barbero, un comandante ofrece disculpas a un oftalmólogo y un joyero le quema las prendas a un ministro. Con sus oficios se volvieron amigos y confidentes de personajes de Nicaragua

El expediente del Jefe

Lenín Cerna

En las estructuras del FSLN lo llaman con respeto El Jefe. Este es el retrato íntimo de uno de los personajes más cercanos de a Daniel Ortega, a quien un enemigo lo llama torturador de la peor calaña en este reportaje y que en su casa reconocen como severo, mal bailarín, bueno al chisme y a las

Catorce meses preso "por error"

José Alejandro Pereira Malespín

Hace 21 años José Alejandro Pereira Malespín fue encarcelado por la Seguridad del Estado sandinista. Durante 14 meses estuvo preso y sometido a torturas para que confesara sus vínculos con la CIA. Nunca confesó porque no sabía nada de lo que le preguntaban. Hoy es un optometrista de éxito y se sigue preguntando por qué lo encarcelaron. "Fue un error", reconocen sus verdugos que ahora, paradójicamente, se cuentan entre sus clientes