Revolución Sandinista archivos - Magazine - La Prensa Nicaragua

Las guerras del eurodiputado Javier Nart

Javier-Nart-IMPO

“Yo me jugué la vida por la libertad de Nicaragua”, dijo un eurodiputado. Mostraba su foto herido en el Frente Sur y con ello su decepción con el gobierno del país. Magazine relata la historia de este corresponsal de guerra, fotógrafo y sobreviviente de decenas de combates.

Los últimos 39 guardias de Somoza

281-Mag-39GN (47)

Fueron los últimos guardias en salir en libertad. Soldados y oficiales marcados en una lista especial, que purgaban las máximas condenas en las cárceles sandinistas acusados de crímenes atroces o de estar involucrados en las muertes de las grandes figuras del Frente Sandinista. Por Eduardo Cruz Para la historia, el fin de la Guardia Nacional … Leer más »

Los escoltas de la revolución

Escolta-de-la-Revolución

Vivieron tiempos violentos. Conspiraciones. Asesinatos. La guerra. A la par de los nueve comandantes trabajó un grupo de oficiales que se convirtió en la sombra de estos personajes y en sus confidentes. Un nuevo libro revela detalles del trabajo de estos centinelas y de cómo operaba la llamada Seguridad del Estado.

Los hijos de los comandantes

Los-Hijos-de-los-Comandantes-

Fueron guerrilleros primero y altos funcionarios después. Eran los comandantes de la revolución sandinista y tuvieron poder de vida y muerte en Nicaragua. “Nos creímos dioses del Olimpo”, dijo uno de ellos. Ahora sus hijos ven la vida de forma diferente; gozan o sufren la imagen o fortuna que acumularon sus padres en esos días de poder y gloria

Grandes disparates

Los nueve comandantes

¿Soñadores o irresponsables? Grandes proyectos salieron de las mentes de la dirigencia revolucionaria que gobernó Nicaragua en la década de los años ochenta: vacas lecheras inservibles traídas del frío Canadá, un río desviado para hacer una laguna que irrigara un gran ingenio azucarero, aserraderos en la selva, ferrocarriles sin destino, aeropuertos sin aviones… Los comandantes sabían cómo comenzar los megaproyectos pero nunca supieron cómo hacerlos funcionar