El servicio militar de los ochenta y las redadas de la muerte

Durante siete años los jóvenes nicaragüenses no pudieron andar libres por las calles. Las madres sabían que salían de las casas pero no si iban a regresar. A donde fueran, a la hora que fuera, se los podía llevar Prevención al servicio militar. Fue en los años ochenta, con los sandinistas

Jesús entre las ruinas

—Soy Jesús de Nazareth— nos dijo en perfecto francés, sin mezclarlo con una palabra de créole. He resucitado tres veces. La primera, ya saben cuándo. La segunda, para la independencia de Haití. Ésta es la tercera. Estaba sentado a la diestra del Padre y Él me mandó volver, con una misión.

El tiempo circular

Lo más inaceptable de todo es que una situación semejante ya la hemos vivido en repetidas ocasiones, y ya conocemos el costo que se ha debido pagar en materia económica, social y sobre todo humana, y el retroceso que tales períodos de autoritarismo han significado para nuestro país.

¿Qué quiere el

Estados Unidos ha tenido muchas razones para estar interesado en el desarrollo político de Nicaragua. Hace un par de siglos atrás era por la necesidad de construir un canal interoceánico que agilizara el comercio marítimo. Nicaragua presentaba ventajas geográficas atractivas, pero al final el canal quedó en planos.

La trampa del

Las compañías que ofrecen productos por televisión saben que usted sueña con un abdomen plano como una tabla y firme como el acero, pero también saben que es de los que tiene poca o nula afición al ejercicio. Por eso insisten en vender aparatos abdominales que harán el trabajo por usted.

Tesoro tropical

Unirse o desaparecer La migración rosa Dilema liberal: HOMOSEXUALES: Edición No. 147 11 de Abril de 2010 www.laprensa.com.ni Managua, Nicaragua América Central domingo@laprensa.com.ni Ver en la versión impresa las paginas: 32

Justicia rojinegra

“El Poder Judicial es una vergüenza” Amor entre los jóvenes especiales Entrevista Reportaje Edición No. 139 7 de Febrero de 2010 www.laprensa.com.ni Managua, Nicaragua América Central domingo@laprensa.com.ni Ver en la versión impresa las paginas: 32

El poni de Juanita

Scotto llegó a El Diario con una colección de las fotos que los jefes de redacción convencionales desechaban, arrojándolas a los cestos de desperdicios.