Están visibles pero no los vemos

La adicción al alcohol llega a todas las esferas y si no se controla se lleva todo: salud, trabajo, amistades; incluso la vida prematura del que toma y la de sus hijos, que sufren las consecuencias