Dictaduras

Somoza nunca detuvo a nadie por agitar con sus manos la bandera azul y blanco, nunca se detuvo a nadie por correr en calles y caminos

Nuestra historia

Los Somoza nunca asimilaron el gozo otorgado por la democracia. Nunca pudieron comprender los párrafos del voluminoso libro cuyos folios demuestran que el poder nunca es eterno.

Otra vez el “no te vas, te quedás”

Daniel Ortega y Rosario Murillo tienen ahora la oportunidad de irse del poder sin causar más desgracias, conviniendo en el diálogo su salida de manera ordenada y cívica. No deberían desperdiciar esta otra oportunidad.