Cocinaba cocaína en casa

El acusado Jaime Mendieta, es el supuesto jefe de la banda y la acusada Jessica Martínez es la segunda al mando, además cocina la coca para convertirla en piedras de crack, la empaca en bolsas pequeñas y las comercializa en casa.