Petroglifos en Ayapal

Lo que parece un calendario solar utilizado para la agricultura, así como restos de asentamientos, petroglifos, cerámicas, entre otros, fueron los principales hallazgos de una expedición científica en los alrededores de la comunidad Runflín, en la microrregión de Ayapal, municipio de San José de Bocay, departamento de Jinotega.

Crímenes en zonas alejadas no se ven

La localidad de Ayapal y el departamento de Rivas son dos puntos de la geografía nacional donde repunta la incidencia de hechos sangrientos, como son los homicidios que no registran las estadísticas oficiales, según el especialista en temas de seguridad y consultor independiente, Roberto Orozco.

Reiteran combates en Ayapal, pero Ejército niega

“Aquí, al chismoso lo degüellan”, justifica un joven sobre las razones por las cuales la gente de Ayapal, una microrregión de San José de Bocay, Jinotega, teme hablar sobre los acontecimientos bélicos registrados la semana pasada en algunas comunidades; sin embargo, hay quienes sostienen que grupos armados causaron varias bajas al Ejército.

Combates en zonas de Ayapal

Enfrentamientos ocurridos en comunidades remotas de la microregión de Ayapal, en Jinotega, en la última semana habrían provocado entre 6 y 12 muertos del Ejército y de grupos armados que operan en ese sector, según confiaron fuentes extraoficiales a LA PRENSA.

Ruta hacia Ayapal es un “infierno”

Las lluvias de los últimos 25 días han destrozado 150 kilómetros de importantes caminos de penetración por donde sale la producción, en los municipios de San José de Bocay, El Cuá, Wiwilí y Pantasma. El transporte colectivo ha sido interrumpido en algunas zonas por los infernales caminos, confirmaron transportistas jinoteganos.

Sangre y fe en Ayapal

Los cantos evangélicos y las guitarras de la romería que se han apoderado —y a su paso ha ido amortiguando el miedo— de la calle principal de Ayapal, desde hace más o menos una hora, se apagan por un momento.

Miembros de secta salen de Ayapal

La mayoría de los 400 miembros de la iglesia de Cristo del Evangelio Genuino, que entraron a la microrregión de Ayapal, el 17 de diciembre, comenzaron desde la mañana y la tarde de ayer a abandonar este sitio, luego de rezar y haber hecho cultos alrededor del lugar donde fueron sepultadas seis personas que murieron el pasado 4 de diciembre.