El profano bacanal

Un septiembre de 2008 hizo el anuncio de que vendría un iceberg a Nicaragua, supuestamente, acabaría con el calor del verano y le daría al país un ambiente bajo cero, que sería “más que un experiencia, sino un estilo de vida”.