¿Vano o bano?

Alguna vez la palabra vano le ha generado una duda, algo así como ¿la escribo con b o con v? o ¿banal es familia de vana(o)?

El “efecto cortina”

El plástico de las cortinas de baño en ocasiones parece “volar” hacia el interior de una ducha o bañera y adherirse a nuestro cuerpo. ¿Quiere saber por qué? La revista Muy Interesante explica que este molesto fenómeno podría deberse a la diferencia de presión entre un lado del baño y otro: el aire es más ligero cuando está húmedo o caliente y esto sucede dentro de los baños.

Un baño lujoso

El baño es uno de los espacios más reducidos de la casa y por eso su decoración es menos costosa que otras zonas. Si además le ponemos ingenio podemos hacer del baño un espacio de lujo. Por ejemplo, en lugar de usar un cristal transparente, se puede utilizar uno de color ahumado. Otro truco es colocar un espejo que abarque la práctica totalidad de la pared. Te mostramos varias ideas en imágenes.

¡Cuidado con el desodorante que utilizas!

Después de bañarnos es necesario que te apliques desodorante, ya que es parte de nuestra rutina de higiene para sobrellevar con seguridad otro día de trabajo y así evitar los malos olores. Pero, alguna vez se ha preguntado, si la aplicación diaria de su desodorante puede causarle efectos cancerígenos. Pues aunque usted no lo crea, la gran mayoría de estos productos contiene sales de aluminio, un ingrediente que a largo plazo se relaciona con el cáncer de mama. En cambio a otros desodorantes se les agrega composiciones como el alcohol, las que no siempre son bien toleradas por todas las pieles, pero sin duda son menos dañinas. En ambos casos es importante que al comprar el desodorante se cerciore que no tenga por completo sustancias como el “clorhidrato de aluminio” y si el producto lo tiene debe contener solo 0.6 por ciento.