Asad pierde el control del país

El exprimer ministro sirio, Riad Hijab, que renunció hace dos semanas al gobierno de Bashar al Asad, aseguró ayer que el régimen se encuentra “hundido militar, económica y moralmente”.

EE.UU. pide a China que presione a Siria para detener violencia

Estados Unidos instó este martes a China a que use su influencia para presionar al presidente de Siria, Bashar al Asad, para detener el derramamiento de sangre que vive su país desde hace más de un año, durante una visita de funcionarios estadounidenses y sirios a Pekín.

Rebeldes en feroz defensa en Alepo

Cuatro días después de haber iniciado su ofensiva terrestre para expulsar a los rebeldes de Alepo, los tanques y aviones de combate del régimen de Bashar al Asad continúan bombardeando diferentes barrios de la ciudad, cuyo control es crucial en esta guerra, y donde los rebeldes opusieron ayer una feroz resistencia.

Asad “purgará” Siria de los “terroristas”

El presidente Bashar Al Asad, enfrentado a más de 16 meses de revuelta que se militarizó con el paso del tiempo, recibió ayer a Said Jalili, enviado del guía supremo iraní, Alí Jamenei, y aseguró que “el pueblo sirio y su gobierno están decididos a purgar al país de terroristas y a combatirlos sin descanso”.

Brutal respuesta en Siria

La oposición siria denunció la muerte de más de 60 personas en bombardeos y ataques de las fuerzas del régimen de Bashar Al Asad, horas después del mayor golpe desde el inicio de la revuelta con la muerte de los máximos responsables de Defensa en un atentado suicida contra la sede de la Seguridad Nacional en Damasco.

Asad confirma “situación de guerra” en Siria

El presidente Bashar al Asad afirmó ayer que su país vive “una verdadera situación de guerra. Cuando estamos en una situación de guerra todas nuestras políticas y todos los sectores deben ponerse al servicio de la victoria”, declaró dirigiéndose a los ministros durante la primera reunión del nuevo gobierno.

Uno escapa del régimen

El régimen sirio de Bashar al Asad, sufrió ayer la primera deserción de un piloto de caza, que voló a Jordania y recibió asilo político, y al que nombraron “traidor”. Mientras, en el país se vivió una jornada de combates que se cobró unas 170 vidas, tras más de quince meses de revuelta contra el régimen sirio que han causado más de 15,000 muertos. El Observatorio sirio de Derechos Humanos, OSDH, lo calificó como “el día más sangriento desde el alto al fuego”.

Analizan crisis en cumbre

Los enfrentamientos entre soldados y rebeldes dejaron 36 muertos ayer, un día después que el presidente Bashar al Asad dijera estar dispuesto a poner fin “a cualquier precio” a la crisis del país que es abordada en una cumbre entre Rusia, su principal aliado, y la Unión Europea (UE), en la que el presidente de la UE, Herman Van Rompuy, urgió al presidente ruso Vladimir Putin superar las divergencias para evitar una guerra civil en Siria.