Nicaragua sacó lo mejor y lo peor contra Belice

Nicaragua frente a Belice sacó lo mejor y lo peor de si mismo. Efectividad en el cierre del partido y debilidad en los intermedios, profundidad en la ofensiva e imprecisión en el último toque, desbordes maravillosos por los laterales y centros sin efectividad sobre el área, solidez defensiva y vulnerabilidad en los contragolpes, belleza individual y desorden colectivo.