Ver para creer

La fe de Tomás se centraba en “ver para creer”: “Si no veo en sus manos la señal de los clavos y no meto mi mano en su costado, no creeré”

A favor de vida

Para Jesús la vida vale más que el alimento o el vestido (Mt. 6, 25), que la ley o el sábado (Mc. 3, 4), que el culto y el templo

Cuando Jesús lloró

Jesús nos enseña cómo es su amor por nosotros, es incondicional, sacrificial, puro y sin límites. Él llora con nosotros

La riqueza del corazón

Una realidad que está patente en el Evangelio es que una gran multitud de gente sencilla y humilde se siente atraída por escuchar a Jesús

Hay demasiadas palabras

El lenguaje de la vida es siempre más importante que el lenguaje de las palabras. Por eso, decía el proverbio indio: “Cuando hables, procura que tus palabras sean mejores que el silencio”.