¿Sobrevivirá Facebook?

Se puede vivir mejor sin Facebook, libre del abuso psicológico constante y volver a sostener relaciones cara a cara y no virtuales.