¡Muchas gracias, Costa Rica!

Costa Rica abolió el Ejército el primero de diciembre de 1948, al finalizar su última guerra civil, y nos enseñó que esa decisión y privilegiar la educación es condición indispensable para vivir en paz