Carta abierta a Daniel Ortega

Presidente/comandante, no me jugué la vida para que mis amigos tomaran el poder (y lo patrimonializaran) en Nicaragua. Mi solidaridad fue con el humilde y heroico pueblo nicaragüense

Carta a Rosario Murillo

Si de verdad queremos, como buenos nicaragüenses, salir de esta postración, debemos hacer un esfuerzo verdaderamente extraordinario, excepcional, que priorice la educación y en el que participe no solo el Gobierno sino la sociedad entera. Entre las cosas que deben cambiar está el porcentaje del PIB asignado a la educación básica