Más represión y mayor resistencia

De manera que el balance de esta semana ha sido claramente adverso al régimen de Daniel Ortega, que no puede sofocar la resistencia cívica y pacífica con la represión; mientras que en el campo internacional está cada vez más solo, presionado y acorralado.